MENU

  • LEITORES
  • quarta-feira, 25 de abril de 2018

    Autofotos asociadas a las carencias afectivas Jorge Hessen

    Traducido por: Mercedes Cruz Reyes 
    Madri/Espanha
    Tres jóvenes de la ciudad de Xinguara, al norte de Piauí, cayeron de un puente al intentar tirar una foto el día 22 de abril de 2018. De acuerdo con la policía local, las chavalas intentaban hacer una selfie cuando el lateral del puente se derrumbó, haciendo que ellas cayesen desde una altura de 10 metros, fracturando sus piernas y pies. El puente pasa sobre el rio Caís y es utilizado como línea férrea, a pesar de estar degastado con el tiempo. Las adolescentes estaban tirando selfie en el local, cuando la plataforma del lateral se desprendió con ellas. [1]

    Esa no es la primera vez que una tentativa de selfie termina mal. En Rusia, el gobierno llegó a crear un manual para evitar nuevas muertes por ese motivo. Entre las indicaciones hay la exhibición de riesgos al subir en puentes, parar en el medio de la calle o mismo colocarse en una plataforma del tren.

    Una persona de bien consigo misma, en la mayoría de las veces, posta selfie con imágenes más espontáneas, en vez de aquellas estratégicamente montadas y editadas. Personas más desatentas tienden a portar selfie algunas veces más erotizadas y exhibicionistas, con la intención de recibir el mayor número de “curtidas”, y con eso obtener una falsa percepción de que son “amadas”.

    Hay aquellos que hacen selfie en las academias retratando los cuerpos "Curados", y si no tienen "curtidos" y "comentarios" se frustran, deprimidos y aumentan los ejercicios para esculturar el visual. Hay, sin duda, algunos trastornos que pueden estar asociados al comportamiento descontrolado de la producción de selfie, como depresión, fobia social, trastorno afectivo bipolar y trastorno di mórfico corporal [2]. Tales trastornos traen prejuicios concretos a la vida del individuo, como aislamiento social, anorexia, bulimia, automutilación y, en el extremo, hasta el suicidio.

    En este sentido, el vicio de sacar centenares de selfies no es una práctica recomendable, porque la "auto representación selectiva" no aumenta la autoestima ni la autoconfianza. Normalmente, las carencias afectivas son las principales causas de la necesidad de exponerse, de llamar la atención. Cuando no se rellenan, generalmente provocan situaciones psicopatológicas extremas.

    Hay personas (alucinadas) que van a tomar selfie cercanas a animales feroces, subiendo en el camino de un tren, equilibrándose en el parapeto de un puente, en las culminaciones de las torres o en los puntos más altos de edificios gigantes, que además han sido una de las "modas" más peligrosas de los últimos tiempos, y eso ha traído graves consecuencias.

    La tecnología de registro de imágenes debe estar a nuestro favor y al beneficio de la sociedad. ¿Qué tal si, en vez de publicar constantemente el propio retrato, colocáramos imágenes con informaciones culturales o compartiésemos proyectos sociales importantes? Eso sí sería muy útil a la sociedad. Obviamente no será a través del envío de miles de fotos de sí mismo que se estará colaborando con la mejora de la vida en el planeta.

    El sentimiento de inferioridad o de baja autoestima asocia a los adictos de los selfie a un auto exposición exagerada, a un auto negligencia o desorden de las cosas personales. Nuestro avance espiritual consiste exclusivamente en la forma de ver la vida, y eso no es más que la demostración de una nueva visión optimista de nosotros mismos y del mundo que nos rodea.

    ¡Pensemos en eso!

    Referencias:


    [2] Término usado para designar la discrepancia o diferencia entre aquello que la persona acredita ser, en términos de imagen corporal, y aquello que realmente es.

    sexta-feira, 13 de abril de 2018

    ANTE EL DOLOR, EN LOS ESTATUTOS DE DIOS NO HAY ESPACIO PARA LAS INJUSTICIAS - Jorge Hessen


    Traducido por: Mercedes Cruz Reyes 
    Madri/Espanha

    Leticia Franco, de 36 años, de 36 años, médica de Cuiabá ya fue ingresada decenas de veces desde 2010. Sólo en la UTI (Unidad de Terapia Intensiva) fueron 34 veces. El gran sufrimiento es causado por una enfermedad crónica degenerativa que hizo que ella publicara recientemente una especie de despedida en las redes sociales: "En 16 días estaré lejos, en Suiza, haciendo lo que me dejará libre del dolor y del miedo.  Creo que mañana o después desconecto ese Facebook (...) (sic) A toda mi familia dejo mi más sincero amor ", publicó el 1 de marzo de 2018. [1]
    Fue en 2017, cuando fue internada e hizo la traqueotomía para poder respirar, que comenzó a pensar en el suicidio asistido. Como médica, ella siempre defendió que pacientes de enfermedades incurables o con muerte cerebral pudieran tener esa opción. La decisión de poner fin a la vida, según Leticia Franco, fue extremadamente difícil e involucró cuestiones religiosas. En el momento, Franco afirma haber suspendido el plan - la posibilidad de poder tener su caso estudiado y ayudar a otras personas que tengan la misma enfermedad la llevó a cambiar de idea.
     [2]El viaje a Suiza citado en el mensaje apuntaba al plan de "eutanasia" o suicidio asistido en una conocida clínica que ofrece ese servicio a pacientes terminales que desean poner un fin a su vida, práctica que es legal en aquel país, al contrario de lo que sucede en Brasil.
    En Brasil, la Constitución y el Derecho penal son muy claros: la eutanasia constituye un asesinato común. En las huestes médicas, desde el punto de vista de la ética de la medicina, la vida es considerada un don sagrado, y por lo tanto es vedada al médico la pretensión de ser juez de la vida o de la muerte de alguien. A propósito, es importante dejar consignado que la Asociación Mundial de Medicina, desde 1987, en la Declaración de Madrid, considera la eutanasia como un procedimiento éticamente inadecuado. 
    No cabe al hombre, bajo ninguna circunstancia, o bajo cualquier pretexto, el derecho de escoger y deliberar sobre la vida o la muerte de su prójimo, y la eutanasia, esa falsa piedad, obstaculiza la terapéutica divina en los procesos redentores de la rehabilitación. Nosotros, espíritas, sabemos que la agonía prolongada puede tener una finalidad preciosa para el alma y la enfermedad incurable puede ser, en verdad, un bien.
    Nosotros, espíritas, sabemos que la agonía física y emocional prolongada puede tener finalidad preciosa para el alma y la enfermedad pertinaz puede ser, en verdad, un bien. La cuestión 920, de El Libro de los Espíritus, registra que "la vida en la Tierra fue dada como prueba y expiación, y depende del propio hombre luchar, con todas las fuerzas, para ser feliz cuanto pueda, amenizando sus dolores". [3]
    El verdadero espirita se porta siempre a favor del mantenimiento de la vida, respetando los designios de Dios, buscando no sólo mitigar sus propios sufrimientos, sino también esforzarse para amenizar los dolores del prójimo (sin eutanasias), confiando en la justicia perfecta y en la bondad del Creador, porque en sus Estatutos no hay espacio para injusticias y cada cual recibe de la vida según sus necesidades y méritos. ¡Es de la Ley mayor!



    Referencias bibliográficas:

    [1]       Disponible en http://www.bbc.com/portuguese/brasil-43575735, acceso el 10/04/2018

    segunda-feira, 9 de abril de 2018

    Los adolescentes que "se casan" o se embarazan precozmente Jorge Hessen

    Traducido por: Mercedes Cruz Reyes 
    Madri/Espanha
    Ejerciendo más temprano la práctica sexual y estando más susceptibles en las influencias de los adultos, los jóvenes son víctimas de las inducciones psicológicas de la sociedad. Datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) de 2010, los últimos disponibles, indican que 877 mil mujeres que tienen entre 20 y 24 años se “casaron” cuando tenían hasta 15.
    Según un estudio realizado por el Instituto Promundo entre 2013 y 2015, Maranhão y Pará son los Estados con mayor prevalencia de "uniones" precoces. El levantamiento muestra que las niñas se casan y tienen el primer hijo, en promedio, a los 15 años. La investigación atribuye el "matrimonio" infantil a tres causas principales.
    La primera es vulnerabilidad de las comunidades, caracterizada por bajos niveles de escolaridad e infraestructura, y débil presencia del Estado. En segundo lugar, las adolescentes quieren salir de la casa de los padres porque desean comenzar a salir y, por eso, ven en el "matrimonio" una forma de fuga de las prohibiciones de los padres. La tercera causa es la fragilidad de las estructuras familiares, que lleva a las niñas a buscar estabilidad y seguridad fuera de casa.
    El anhelo por la libertad, la desestructura familiar y la vulnerabilidad de las comunidades también afectan a los grandes centros urbanos, especialmente a la periferia de las ciudades. Es el retrato de un Brasil sacudido por una violenta crisis ética, alimentada por la petulancia y cinismo presentes en algunos jueces del ineficaz STF (nuestra suprema corte de justicia) y de la deshonestidad de políticos que deberían dar ejemplo de integridad moral y honradez.
    La responsabilidad también puede ser compartida con el pueblo, con los gobernantes, con los formadores de opinión y padres de familia, que, en un ejercicio de anti-ciudadanía, aceptan que una nación además de corrupta aún sea definida en el exterior como el perchero del sexo fácil, barato, desechable. Es triste, por no decir trágico, ver que Brasil es citado como un paraíso cultural de promiscuidad, corrupción, un oasis excitante para los turistas que quieren satisfacer sus taras y fantasías sexuales con niños y adolescentes coterráneos.
    La juventud está atónita, sin cimientos morales intensos, ofuscados, con influencias extremadamente sensualistas. En las crónicas históricas, jamás un joven tuvo contacto tan abierto con mensajes erotizantes, como en los días actuales, gracias a Internet. Este trágico cuadro moral nos remite a la filosofía del placer que impulsa la reconducción del adolescente a la era de las cavernas, haciéndole sumergirse en los subterráneos de las orgías y, ahí, entregándose a la fuga de la conciencia y del raciocinio, por la búsqueda del deleite alucinado por el placer el placer inmediato del sexo.
    En el Sudeste brasileño hay casos en que niñas de 10 a 12 años, frecuentadoras de los típicos bailes (funk y análogos) se embarazan. En el Nordeste hay diversos casos de alucinamiento de menores, muchas veces abusados por los propios padres. Cada vez más temprano, y con mayor magnitud, las excitaciones del niño y del adolescente germinan añadidas por los diversos y desencadenados llamamientos de las revistas libertinas, de los medios electrónicos, de las drogas, del consumismo impulsivo, del mal gusto comportamental, de la banalidad exhibida y otras tantas extravagancias, como espejos claros de padres que relajan en demorarse al frente de la educación de los propios hijos.
    Una adolescente que "casa" y / o embarazada precozmente es, sin duda, una persona cuyos derechos han sido violados y cuyo futuro queda comprometido. El "matrimonio" y el embarazo precoz resuenan la indigencia y la represión de los cómplices (familia y comunidad). No obstante ese caótico escenario hay muchas adolescentes que tienen actividad religiosa ofreciendo un conjunto de valores morales que las alienta a desarrollar comportamiento sexual equilibrado.
    De ordinario, una adolescente evangelizada, fiel al recado de Jesús (independiente del rótulo religioso que abrace), es, casi siempre, bastante rígida en lo que se refiere a la constitución familiar y abstención de la práctica sexual pre-marital.
    Recordemos que los padres equilibrados producen hogares equilibrados; los hogares equilibrados resultan en hijos equilibrados, aunque resbalen en algunas comprensibles y pequeñas fallas humanas.


    domingo, 1 de abril de 2018

    El espíritu desea, el periespíritu vibra y el cuerpo experimenta - Jorge Hessen

    Traducido por: Mercedes Cruz Reyes 
    Madri/Espanha


    Investigadores de la división de enfermedades digestivas del Mount Sinai Medical Center, en Nueva York, en Estados Unidos, encontraron un "nuevo órgano" del cuerpo humano. El descubrimiento sólo fue posible porque utilizaron un nuevo equipo, una nueva versión del endoscopio, manguera con una cámara en la punta que permite analizar el sistema digestivo.

    Para Neil Theise, profesor en patología y uno de los responsables de la investigación, existe una unidad y singularidad de estructura o de función del fluido intersticial, que compone el 20% del líquido del cuerpo. Este fluido intersticial rodea las partes del cuerpo que se mueve, como la piel o el pulmón. El investigador jamás cuestiona como fluido intersticial (densa capa de tejido conjuntivo) sobrevive a tanto estrés sin romperse. Ahora se sabe que no son tejidos conectivos densos, son distensibles y compresibles espacios llenos de fluido. Esto puede incluso ayudar a explicar cómo el cáncer se extiende por el cuerpo ", según Theise. [1]

    Los espíritas saben que nuestra carcasa biológica es el espejo del cuerpo periespiritual. Para que en el futuro la ciencia evalúe mejor la mecánica y la naturaleza del cuerpo humano necesitará estudiar más profundamente y la estructura funcional del periespíritu, como matriz gerenciadora de las funciones del cuerpo físico. El periespíritu no ha sido estudiado actualmente por ausencia de instrumentos y equipos de laboratorio más potentes. La ciencia académica todavía está muy lejos de conocer y entender mejor la estructura de funcionamiento del psicosoma.

    Nuestra realidad mentor-espiritual genera el impulso creador que se proyecta en el cuerpo periespiritual y luego en el cuerpo físico. En otras palabras: cuando el espíritu desea, el psicosoma vibra y el cuerpo experimenta. En esta línea de razonamiento, concluimos que el proceso inmunológico, que neutraliza el desarrollo de enfermedades (incluso el cáncer), es resultado del trabajo permanente en el bien y en la práctica de la solidaridad, de la fraternidad y del perdón irrestricto, atributos estos del espíritu inmortal.

    Algunos embriogenistas actuales "desconfían" de la existencia de ese principio e intentan, de alguna forma, comprobar esa desafiante "matriz gerenciadora" en el mecanismo de la generación orgánica. Enseñan a los bienhechores espirituales que el psicosoma tiene función organogénica. De ahí, permite la formación del propio organismo y funciona en armonía con los códigos genéticos. Por esta razón, en su ausencia, el proceso de fecundación sería una composición orgánica sin forma definida (amorfa).

    El espíritu, a través del periespíritu, "influye en el citoplasma (sed de las fuerzas fisiopsicosomáticas), junto con las funciones endocrinas, por estar fijado en el sistema nervioso central y enraizado intrínsecamente en la sangre, siendo el modelador definitivo de la célula." (2 Se sabe que si se colocan fragmentos de tejidos orgánicos de la epidermis o del cerebro en una porción de suero a temperatura ideal, el fragmento acusa una intensa vida. Después de algunas horas, los productos de la excreta intoxican el suero, impidiendo con ello el desarrollo celular. Renovando el suero, las células crecen de nuevo. Pero sin el gobierno mental, a través del periespíritu, en nada quedan siquiera parecidas a sus hermanas en funciones orgánicas. [3]



    Nuestra realidad mentor-espiritual genera el impulso creador que se proyecta en el cuerpo psicosomático y luego en el marco físico. En otras palabras: cuando el espíritu quiere, el periespiritu amolda y el cuerpo está formado de conformidad con el molde periespiritual.)



    Referências bibliográficas:

    [2]     XAVIER, Francisco Cândido & VIEIRA Waldo. Evolução em Dois Mundos, Ditado pelo Espírito  André Luiz, RJ: Ed. FEB, 2002
    [3] Las células toman aspectos diferentes según la naturaleza de las organizaciones a que sirven y la inteligencia, influenciando el citoplasma, obliga a las células al trabajo que necesita para expresarse, trabajo este que, a costa de repeticiones casi infinitas, se vuelve perfectamente automático para las unidades celulares que se renuevan de manera incesante en la ejecución de las tareas que la vida les señala.

    sábado, 3 de março de 2018

    Masacre en Florida Jorge Hessen

    Traducido por: Mercedes Cruz Reyes 
    Madri/Espanha
    Un atentado el 14 de febrero en la escuela pública Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, sur de Florida, trajo de nuevo a la agenda el debate sobre el control de armas en Estados Unidos. El acusado por el asesinato de 17 personas, entre estudiantes y profesores, es el ex alumno Nicolás de Jesús Cruz, de 19 años, que había sido expulsado el año pasado.
    Según la organización Everytown for Gun Safety, que defiende el control de armas en Estados Unidos, el tiroteo ya entró a las estadísticas como la 18ª masacre en escuelas estadounidenses en 2018. Nikolas usó un rifle AR-15, y además de matar a las 17 personas, hirió a otras 14, que fueron conducidas en estado grave a Broward Health North, y otras al Centro Médico Broward.
    En este año de elecciones en Brasil observamos un cuadro político moralmente corrompido, frente a los inimaginables desvíos del erario público. El país ha sido gobernado por personas ambiciosas y es croques impetuosos. Hemos seguido con cierta inquietud la creciente popularidad de un "pre-candidato" a la presidencia que, a pesar de no tener el estigma de una trayectoria política comprometedora, todavía viene anunciando desarrollar una política de armamento de la población.
    No dudamos de la honestidad de tal pre candidato, pero su discurso es preocupante y sus promesas de gobierno han sido aterradoras. Si bien puede estar imbuido de buenas intenciones, creemos que su discurso "mesiánico" para transformación social bajo el látex del revide, de la animosidad y de la represalia es cabalmente contradictorio y desfavorable a la paz entre los brasileños.
    La criminalidad tiene sus raíces, entre otras, en la desigualdad social, en el elevado índice de desempleo, en la urbanización desordenada y, destacadamente, en el descrédito a la clase política hipócrita, corrupta y en la difusión incontrolada del arma de fuego, sobre todo clandestina, situaciones que, contribuyen de forma decisiva al avance del caos social, del tráfico de drogas, de los asaltos, de los robos, de los secuestros y por fin de los homicidios.
    Muchos viven bajo el temor de la enfermedad de las "balas perdidas". La inversión de recursos en armamentos es inútil, peligrosa e innecesaria. Las leyes y el orden impuestos a la sociedad como respuesta a la exigencia colectiva son aceptables y comprensibles, pero mucho mejor será cuando los hombres se desarman y los ciudadanos respeten sus derechos, sobre todo el más fundamental, como el derecho a la vida. En este contexto la aplicación de la enseñanza espírita en su bosquejo científico, filosófico y ético-moral será el instrumento por excelencia decisiva para la paz entre los hombres.