MENU

  • LEITORES
  • sexta-feira, 18 de novembro de 2011

    ¡LA CUESTIÓN ES! ¿LA AUTO COMBUSTIÓN HUMANA, ES POSIBLE?


    Traducido por Merchita
    Madri/Espanha
    merchitacruz@gmail.com

    Michael Faherty, de 76 años, desencarnó en su casa en Galway el día 22 de diciembre de 2010. El cuerpo carbonizado fue encontrado con la cabeza girada para la chimenea. El médico juez de instrucción Ciaran McLoughlin, de West Galway, Irlanda, afianzo que Faherty fue víctima de una “auto combustión humana”. “El incendio fue totalmente investigado y la conclusión es de que el hecho se encaja en la categoría de “Combustión humana espontanea, para la cual no hay una explicación adecuada” (1) McLoughlin explico que esa era la primera vez en 25 años de su carrera que dio un parecer de combustión espontanea.
    Larry Arnold, un experto en auto combustión humana, sugirió que el fenómeno resulta de una nueva partícula subatómica llamada “pyroton” que, según el, interactúa con las células para crear una micro-explosión. Más no existe ninguna evidencia científica probando la existencia de tal particular.
    La primera combustión humana espontanea conocida fue divulgada por el anatomista dinamarqués Thomas Bartholin, en 1663, cuando describió como una mujer en Paris “fue reducida a cenizas y humo” mientras dormía. El colchón de paja donde ella estaba echada no fue dañado por el fuego. , En 1763, Jonas Dupont presentó, en Lyon, una tesis de doctorado: de incendios corporales humanos sponraneis; el fue el primero en tratar el asunto oficialmente.
    En el siglo XIX, Charles Dickens despertó gran interés en el asunto, usándolo para matar a un personaje de su novela “La Casa Abandonada ("Bleak House"). Krook, el personaje alcohólatra (compartía la creencia común en esa época de que la combustión humana espontanea era causada por las cantidades excesivas de alcohol en el cuerpo. (2) Surgieron algunas críticas acusando a Dickens de divulgar supersticiones, más el escritor respondió a los ataques citando sus fuentes de investigación sobre la auto combustión humana – especialmente el caso de la Condesa Cornelia de Bandi, de Cesena, Italia, ocurrido en 1731 – y el de Nicole Millet.
    Estrictamente hablando, nadie ha probado o refutado de manera concluyente la combustión humana espontánea y concreta. Por tanto, estamos distantes de un fenómeno paranormal no mencionado en la literatura consagrada por las explicaciones espiritas y que han desafiado a la inteligencia de los investigadores. El hecho es uno de los más complejos fenómenos estudiados por la parapsicología y, sin duda, de los más difíciles de ser comprobados y sobre el cual muchos científicos prefieren mantener silencio. La definición puede parecer un tanto vacía, más la verdad es que poco o nada se sabe sobre el acontecimiento – como se inicia, como termina o por qué ocurre.
    Lo intrigante de la cuestión es: ¿los cuerpos físicos pueden ser consumidos espontáneamente por el fuego? Muchas personas acreditan que la auto combustión humana sea un hecho real, más la mayoría de los científicos no están convencidos a pesar de las evidencias por las innumerables imágenes fotográficas existentes. Para algunos, la combustión espontanea ocurre cuando una persona rompe en llama por causa de una reacción química interna aparentemente no provocada por una fuente externa de calor (ignición). ". “En diciembre de 1966, el cuerpo del Dr. J. Irving Bentley, de 92 años, fue descubierto en Pensilvania, al lado del medidor de electricidad de su casa. En realidad, apenas parte de la pierna de el y un pie, aun con la zapatilla, fueron hallados, el resto de su cuerpo se habían convertido en cenizas.” (3)
    ¿Cómo esclarecer que un hombre se pegue fuego – sin ningún origen aparente de chispa o llama – quemado completamente el propio cuerpo, sin esparcir las llamas para ningún objeto próximo? El caso del Dr. Bentley, y ciento de otros casos semejantes, quedaron conocidos como casos de “combustión humana espontanea” Bentley,, aunque el y otras víctimas del fenómeno habían sufrido combustión casi total, los alrededores de donde se encontraban, o las propias ropas, muchas veces no sufrían daño alguno. (4)
    Cierta vez, la TV Globo mostró a un “señor que durmió dos días sucesivos y al despertar noto en su cuerpo quemaduras espontaneas profundas y su mano derecha completamente carbonizada, la cual tuvo que ser amputada. Un médico y un científico abordados al respecto de ese hecho tampoco supieron explicarlo. Más como es de practico, bautizar el fenómeno: “Combustión espontanea del cuerpo humano”, (5)
    Allan Kardec elucida los fenómenos (anímicos) de efectos físicos (ruidos, golpes, lanzamientos de objetos, transportes, la quema o combustión espontanea de [ropas, colchones, muebles], psicometría (percepción de hechos a partir de objetos) etc. (6) las manifestaciones físicas estuvieron relacionadas al propio surgimiento de la Doctrina Espirita, en el siglo XIX, cuando el profesor Rivail tuvo u atención despierta para las llamadas mesas giratorias y pasó a estudiarlas conforme consigna El libro de los Espíritus en la Introducción al Estudio de la Doctrina Espirita. Los fenómenos espiritas de ese género, de modo general, las manifestaciones físicas espontaneas objetivaban llamar la atención de Kardec y convencerlo de la presencia de una fuerza superior a la del hombre. (7) todavía, se resalta que el maestro de Lyon nada investigo y ni los espíritus informaron sobre el fenómeno de muertes por la combustión humana.
    “Existe, sin embargo, la facultad, la cual utilizaba Daniel Dunglas Home, que producía fenómenos de combustión espontanea, más que no era auto combustión que no lo quemaba. En una experiencia memorable ante al Emperador Napoleón III, antes de Allan Kardec, en el mes de abril de 1852, invitado a las Tulherias po aquel, dio las mayores demostraciones de mediúmnidad, porque al Emperador le gustaba la prestidigitación (ilusionismo) y aseguraba que los fenómenos producidos por Daniel y por otros, eran de ilusionismo, de malabarismo. Entre las manifestaciones notables que Daniel produjo en aquella noche, una fue tomar de una hoja de papel, estrujarla , lanzándola a las llamas del fuego diciendo: “No te quemes” . – y la hoja de papel permaneció intacta. El se apartó algunos metros, y ordenó: “Te puedes quemar” . – y ella ardió. Constatamos que el, había impregnado de energía anti combustible y, al darle la orden, la energía desgastada, no aisló el papel. Normalmente, esa facultad es expiatoria, para llamar la atención para la realidad de nuestros actos, ya que somos autores de nuestros destinos.” (8)
    ¿Cuál es la causa de los fenómenos de efectos físicos? ¿Cuál es su origen y su finalidad? Cuestiones que pasaron a ocupar el pensamiento del Profesor lionés, que comenzó a estudiarlos, llevándolo a las pesquisas y al trabajo de recopilación y organización de la Codificación Espirita, surgiendo para el mundo los cinco libros que edito usando el criptónimo de Allan Kardec.
    Por si acaso, osamos proponer una explicación posible para el fenómeno peculiar que consume a una persona por una llama que parece venir de su propio cuerpo y transformarla en poco más que un montón de huesos ennegrecidos y polvo.
    Creemos que es un proceso expiatorio que alcanzan a algunos seres humanos que invariablemente practicaron actos impiadosos en el pasado, quizás en los escenarios de la Inquisición medieval, personas esas que incineraron impiadosamente a los herejes vivos en los troncos del odio, razón por la cual y bajo el látigo de la Ley de Acción y Reacción cargan las matrices que liberan la materialidad de tan dantesco fenómeno.
    Se espera que un día el misterio pueda ser esclarecido más bien, pues la auto combustión de cuerpos representa uno de los más complejos y atemorizantes acontecimientos paranormales de la historia humana.

    Referências bibliográficas:

    (1) Disponível em http://www.bbc.co.uk/portuguese/noticias/2011/09/110923_combustao_irlanda_fn.shtml acessado em 16/11/2011

    (2) Entre as vítimas da tal “combustão humana espontânea”, consta uma proporção elevada de mulheres idosas, sedentárias, obesas e que bebiam muito. Mas a lista compreende também pessoas jovens, em boa saúde e que não bebiam, o que torna particularmente precária a explicação pela combustão do álcool e das gorduras do organismo. As listas das vítimas mostram, igualmente, uma proporção anormal de eclesiásticos.

    (3) Disponível em http://teoriadaconspiracao.org/discussion/67/combustao-humana-espontanea-che/p1 acessado em 11/11/2011

    (4) Disponível em http://teoriadaconspiracao.org/discussion/67/combustao-humana-espontanea-che/p1 acessado em 11/11/2011

    (5) Disponível em http://www.espirito.org.br/portal/artigos/correio-fraterno/boletim-2000-04.html acessado em 12/11/2011

    (6) Há alguns anos, uma modesta residência da Grande São Paulo foi literalmente destruída em decorrência de uma série continuada de fenômenos de efeitos físicos: combustão espontânea de roupas, cobertores e colchões, vidros e telhas estilhaçados por objetos atirados ninguém sabia de onde, barulhos ensurdecedores que não deixavam ninguém descansar.

    (7) Kardec, Allan. O Livro dos Médiuns , Rio de Janeiro: Ed FEB, 1999, item 85

    (8) Entrevista de Divaldo Franco, disponível em http://grupoallankardec.blogspot.com/2011/11/combustao-espontanea-na-visao-espirita.html acessado em 11/11/11

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário