MENU

  • LEITORES
  • terça-feira, 8 de novembro de 2011

    LA BANALIZACIÓN DEL MAL COMPORTAMIENTO, DEL ENVILECIMIENTO DE LA ÉTICA, EN UN ANÁLISIS ESPIRITA


    Traducido por Merchita

    merchitacruz@gmail.com


    El término del argot "estilo brasileño", o tomar ventaja, a pesar de todo y de todos, se irrumpe con una finalidad cristalizada, que se potencializa y e generaliza en el contexto de la organización social. El envilecimiento de la ética, la degeneración moral “institucionalizada” (corrupción) en Brasil ha llevado a algunos historiadores a intentar explicar las causas plausibles, considerando la tesis de la “herencia patrimonialista lusitana”, a fin de dar cuenta de justificarse al torpe carácter de algunos deshonrados agentes del estado brasileño que hacen del bien público una propiedad privada.

    Con los escándalos divulgados por la prensa, se constata un entrelazamiento creciente y preocupante de la administración pública con las actividades delictuosas, mediante un sistemático proceso de presiones, chantajes, tráfico de influencia, intimidaciones y corrupciones, con la práctica del soborno y de la propina, de entre otras estafas morales inimaginables. La deserción abarca la corrupción moral de costumbres, la falta de carácter individual o colectivo, el descuido administrativo o gubernamental, la falta de solidaridad en un grupo humano, la indiferencia por la suerte ajena o por los intereses públicos, la tolerancia condescendiente de superiores a las fallas de los subalternos, hijos y tutelados (el nepotismo)

    Ese cuadro inmoral tal vez nos permita evocar la emblemática figura del venturosísimo Don Manuel, que ascendió al trono de Portugal circunstancialmente. Noveno hijo del hermano más joven del rey Alfonso V, sus posibilidades de ganar la corona eran nulas, más acabó por beneficiarse de las revueltas políticas y de la secuencia de muertes que quitaron de su camino todos los pretendientes al trono. Investido del título y del poder real en 1945, en tres años ya entraba para la Historia, cuando el navegador Vasco de la Gama abrió camino, oceánico para piedras preciosas y especias de las Indias. Con los barcos de la flota de Pedro Alvares Cabral, don Manuel, rey “por acaso”, alcanzó pináculo buscado por toda una serie de ambiciosos monarcas portugueses.

    En esas “negligencias”, hace medio milenio nuestro país fue parcelado en algunas capitanías y los afortunados se aprovecharon de inmensas porciones de areas donadas por el “dueño” de las tierras descubiertas. Para asegurar el dominio de la tierra y colonizarla, a fin de no perder las riquezas naturales (vegetales y minerales) la estrategia portuguesa fue, al principio, desterrar (premiando) a los proscritos peninsulares, enviándolos para la isla de Vera Cruz(después de la tierra de Santa Cruz) y ahora Brasil.

    Para algunos estudiosos, esa decisión estableció vínculo en lo imaginario de tales degradados, que en estas lejanas “tierras de nadie”, salvajes, inhabilitadas por “civilizados” no había leyes para regular sus sañas criminales. Y ante esa historia promiscua, la práctica de de la rapiña se ha repetido a través de los siglos, en las plagas del Cruzeiro del Sur. Eso inspiró al patriarca de la Independencia (José Bonifacio), reencarnado con el nombre de Rui Barbosa, el Aguia de Haia, lanzando el clamor de indignación al deparar con todas las maquinaciones cometidas: “De tanto ver triunfar las nulidades; de tanto ver preparar la deshonra, de tanto ver crecer a la injusticia. De tanto ver agigantarse los poderes en las manos de los malos, el hombre llega a desesperarse con la virtud, reírse de la honra y a tener vergüenza de ser honesto”.

    Hace algunos años, la pensadora ruso-americana Ayn Rand (1), en su grito de indignación pronunció: "Cuando te das cuenta de que para producir, deben obtener el permiso de aquellos que no producen nada; cuando comprueba que el dinero fluye para quien negocia no con bienes, más si con favores; cuando percibe que muchos quedan ricos por el soborno y por la influencia, más que por el trabajo, y que las leyes no nos protegen de ellos, más, por el contrario, son ellos los que están protegidos de usted; cuando perciba que la corrupción es recompensada, y la honestidad se convierte en auto sacrificio; entonces podrá afirmar, sin temor de errar, que la sociedad está condenada.

    Hay putrefacción moral en la política, en la policía, en la justicia, en la administración pública, en la educación, en las diversiones públicas, en la familia, en la economía, en el Derecho (esto es, en el anti Derecho), en los medicamentos, en los discursos/argumentos pseudocientíficos, en las iglesias, en los centros espiritas.

    Es evidente que quedamos entristecidos cuando sabemos, sea por la prensa u otros medios, que algunas instituciones “filantrópicas” desvían los recursos, emiten recibos forjados de falsas donaciones etc. Hay centros que hasta dan una “ayudita” a los cofrades, regateando el Impuesto de la Renta retenido en la Fuente… ¡Imaginen! Otras Instituciones reciben, a guisa de las donaciones, ropas, calzados, alimentos, electrodomésticos etc.y los dirigentes se apropian de ellos, con la mayor naturalidad.

    Fui agente fiscal del gobierno federal durante 40 años de vida pública, constate y procese muchas situaciones deprimentes de irregularidades. En mi experiencia profesional, pude imaginar: ¿será que todos los que visan lucros financieros (comerciantes de productos espiritas que editan, difunden, venden libros espiritas, Cds, DVD de palestras) declaran correctamente los movimientos contables con los órganos de contabilidad?

    Que la conciencia de cada uno responda. Más, en verdad, las falanges de las tinieblas se organizan para obstruir muchos proyectos cristianos. Los obsesores son inteligentes, organizados, y van dando un paso cada vez, pues conocen muy bien los puntos vulnerables de las personas de mala fe.

    Cuantos administran a través de escritores y gabinetes lujosos y desvían los valores que pertenecen al pueblo: que elaboran leyes censurables, para beneficiarlos y a sus parientes; que deprimen a los pobres, sirviéndose de medidas especiales de (excepción), que los neutralizan; que decretan servilismo de las masas ingenuas, para que bizcochen lo que les pertenece por derecho, produciendo el detrito moral y los desarreglos psicológicos, espirituales.

    Si quisiéramos vivir un panorama social harmónico, debemos empeñarnos para promover una reforma ética generalizada. Todo cambio comienza en cada uno de nosotros. Para que la sociedad mejores, cada cual debe esforzarse por mejorar. Es imperativa la adopción de nuevos hábitos. ¡Basta! De procurar ventajas, de huir de los propios deberes. Vamos, definitivamente, dar un “paso más” en las mentiras, en los fraudes, y en la evasión de impuestos. Que se restablezcan los valores de la Etica Cristiana y que se revitalice el mundo de la honestidad.

    Muchos se interrogan en lo intimo de la conciencia: ¿Habrá futuro promisor para una sociedad estructurada así como la nuestra? ¡Pienso que si! Considerando por un lado, digamos, más transcendente de la cuestión, para apurar la estructura social de este país, la tesis de Humberto de Campo, contenida en el libro “Brasil Corazón del Mundo y Patria del Evangelio”, asegura el norte de esperanza para todos nosotros. creo que en la “Patria del evangelio” está siendo programadas reencarnaciones de almas nobles y sabias, y ese hecho nos apunta para un futuro menos conturbado para las futuras generaciones de brasileños.

    Jorge Hessen
    http://jorgehessen.net

    Referência:

    (1) Ayn Rand nasceu em 1905, em São Petersburgo, Rússia. E desencarnou em 1982, nos EUA. Rand se tornou a nascente [“fountainhead”] do Objetivismo, nome que ela deu à sua filosofia. Defendia que o direito do indivíduo à sua própria vida, e aos frutos do seu trabalho.

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário