MENU

  • LEITORES
  • sábado, 28 de março de 2015

    EN CASI UN BILLÓN Y MEDIO DE AÑOS ASCENDEMOS DE LOS VIRUS Y BACTERIAS PARA CONQUISTAR LA RAZÓN (Jorge Hessen)

    Traducido por: Mercedes Cruz Reyes
    Madri/Espanha

    Interesante la noticia sobre el descubrimiento de una minúscula esfera metálica repleta de un líquido biológico viscoso advenida del espacio sideral. El material [1] fue capturado a través de balones que recogen partículas en la estratosfera (en una altitud de 27) kilómetros. La idea de que la vida en la Tierra haya surgido a partir de cometas o de otras formas semejantes es llamada de panspermia, y a pesar de aun encontrar resistencia en el medio científico, fue ampliamente defendida por científicos como Francis Crick, uno de los descubridores de la estructura del DNA, y también por el astrónomo Carl Sagan. [2]

    Estamos ante de un tema envolvente y excitante, porque aborda la genealogía humana y el flujo evolutivo en la Tierra, lo que nos lleva a meditar acerca de nuestra pequeñez ante las majestuosas y perfectas leyes que imperan en el micro y en el macrocosmo. ¿Cuantas veces ya cuestionamos como se inició la vida en la Tierra? Aprendemos en el monumental libro “A Camino de la Luz” que fue el Excelso Carpintero quien organizo la vida en la Tierra. La soberbia ciência no consiguió identificar las manos augustas y sabias del Gobernador del Globo, vitalizando el organismo terrestre.Le sustituyeron la providencia con la expresión “naturaleza”.

    El libro Génesis del Antiguo Testamento garantiza que al principio de los tiempos Dios creo, simultáneamente, todas las plantas y animales superiores, a partir de la materia inerte. Dios, del polvo de la tierra, forma el primer hombre- Adán -, sopla su nariz y le da vida. Y de una costilla de Adán creó a Eva. Esta es tentada por la serpiente y come, juntamente, con Adán el fruto prohibido – la manzana. Literalmente considerada, esta noción es mitológica y antropomórfica. Da la impresión que Dios es un alfarero que manosea a los seres creados por El. [3]

    Allan Kardec nos esclarece con precisión el lenguaje figurado de la Biblia. Adán y Eva no sería el primero y único pareja, más si la personificada de una raza, denominada adámica; la serpiente es el deseo de la mujer de conocer las cosas ocultas, suscitado por el espíritu de adivino; la manzana consubstancia los deseos materiales de la humanidad. Así, la visión de la Biblia sobre el origen de la vida en la Tierra no debe ser simplemente rechazada y si estudiada como siendo “la historia de la infancia de los pueblos”. En sus alegorías hay muchas enseñanzas velados cuyo sentido oculto debe ser pesquisado; por otro lado deben ser sometidos a la razón y la Ciência, apuntando a él los errores. [4]

    En la formación de la Tierra, cuando serenaron los ambientes del orbe naciente, cuando la luz solar tocaba, en silencio, la belleza de los primitivos continentes y de los mares, “Jesús reunió en las Alturas a los intérpretes divinos de su pensamiento. Se vio, entonces, descender sobre la Tierra, de las amplitudes de los espacios ilimitados, una nube de fuerzas cósmicas, que envolvió el inmenso laboratorio planetario en reposo.”[5] Después de algún tiempo, “en la costra solidificada del planeta, como en el fondo de los océanos, se podía observar la existencia de un elemento viscoso que cubría toda la Tierra. Estaban dados los primeros pasos en el camino de la vida organizada.” [6]

    Con esa masa gelatinosa, nacía en el orbe el protoplasma y, con él, lanzara el Ungido del Señor a la superficie del mundo el germen sagrado de los primeros hombres. “La masa viscosa que cubría toda la Tierra era el granero sagrado de las simientes de la vida. El protoplasma fue el embrión de todas las organizaciones del globo terrestre y, si esa materia, sin forma definida, cubría la costra solidificada del planeta, en breve la condensación de la masa daba origen al surgimiento del núcleo, iniciándose las primeras manifestaciones de los seres vivos.” [7]

    Los científicos son casi unánimes en afirmar que la vida de hecho se originó a partir de la formación del protoplasma, materia elemental de las células vivas. El protoplasma evolucionó para las bacterias, virus, amebas, algas, plantas, animales hasta llegar a la formación del hombre. Para el Espiritismo, la vida es el resultado de esta compleja evolución comprobada por la Ciência. Allan Kardec, en La Génesis, André Luiz, en Evolución en Dos Mundos y Emmanuel, en A Camino de la Luz dan fe para la formación de la camada gelatinosa, tras de las altas temperaturas y resfriamiento por el cual paso nuestro planeta, en la época de su constitución, hace cuatro billones y medio de años.

    El Mesías comando todo el proceso de evolución terrestre. Con Su Supervisión, “el principio inteligente gasto, desde los virus y las bacterias de las primeras horas del protoplasma en la Tierra, más o menos quince millones de siglos [1 billón y medio de años], a fin de que pudiese, como ser pensante, aunque en fase embrionaria de la razón, lanzar sus primeras emisiones de pensamiento continuo para los Espacios Cósmicos.” [8] Infelizmente el hermético y arrogante ambiente académico desconoce esas arrebatadoras revelaciones.


    Notas e referências bibliográficas:

    [1] É uma bola de diâmetro comparável ao de um cabelo humano, que tem vida filamentosa na parte externa e um material biológico espesso escorrendo de seu centro.

    [2] Disponível emhttp://revistagalileu.globo.com/Ciencia/Espaco/noticia/2015/02/esfera-de-metal-vinda-do-espaco-expele-material-biologico-e-intriga-cientistas.html acesso em 27/03/2015

    [3] Gênese (bíblia de Jerusalém)

    [4] KARDEC, Allan. A Gênese, capítulo XII, Rio de Janeiro: Ed. FEB, 1999

    [5] XAVIER, Francisco Cândido. A Caminho da Luz, ditado pelo Espírito Emmanuel , Rio de Janeiro: Ed. FEB, 1999

    [6] XAVIER, Francisco Cândido. A Caminho da Luz, ditado pelo Espírito Emmanuel , Rio de Janeiro: Ed. FEB, 1999

    [7] XAVIER, Francisco Cândido. A Caminho da Luz, ditado pelo Espírito Emmanuel , Rio de Janeiro: Ed. FEB, 1999

    [8] XAVIER, Francisco Cândido. Evolução em dois mundos, ditado pelo Espírito André Luiz, cap. VI , Rio de Janeiro: Ed. FEB, 2012


    Nenhum comentário:

    Postar um comentário