MENU

  • LEITORES
  • quarta-feira, 30 de novembro de 2011

    ¿QUÉ PENSAR DE LOS QUE DICEN QUE “JESÚS ES SOLAMENTE UN SURGIMIENTO DE UN ARQUETIPO PLASMADO EN EL INCONSCIENTE COLECTIVO?

    Traducido por Merchita
    Madri/Espanha
    merchitacruz@gmail.com



    Stephen Sawyer, diseñador que vive en Kentucky, EUA, autor de las imágenes de Cristo con el pectoral tatuado, brazos musculosos, recientemente publicadas en la tapa del jornal The New York Times, inventó el proyecto Art4God para intentar aproximar a los jóvenes al “cristianismo”· Sawyer, se cree un legitimo predicador (¡?...) del Mesías de Nazaret. A través de libros, revistas y blog, Stephen ha viajado a los Estados Unidos divulgando su bizarra ideología, retratando la figura varonil de Jesús igualándolo a un súper héroe.

    Aunque los diseños sean absolutamente grotescos y chocantes, es muy difícil en una abierta sociedad, democrática y plural como la nuestra, evitar expresiones como esas, u opiniones y tesis, tengan ellas o no el carácter histórico, científico, religioso o moral, público o privado. Todavía, el Espiritismo preconiza y defiende la libertad de expresión responsable, o sea, cuando es ejercida de forma justa y respetuosa, de modo que no venga a agredir o desmerecer el derecho de creencia de su semejante.

    A partir del momento que Dios dotó de razón al hombre y le confirió el libre albedrio, permitió de esa forma que el mismo abrace el camino que espera ser el más acertado para el, tornándolo responsable por sus preferencias.¿ Quien somos nosotros para imponer a quien quiera que sea nuestra voluntad, o aquello que creemos ser lo mejor? Todavía, cuando leímos el material relativo a la vinculación de la imagen de Jesús, igualándolo a los llamados hombres “curados”, quedamos extremadamente indignados, pues guardamos la certeza de que la memoria e imagen del Maestro deben ser respetadas y veneradas en el alcance máximo de la libertad humana.

    Es bien verdad que los espiritas no idolatran ningún mensajero en pinturas, fotos, esculturas, ETC., Más, ese comportamiento de Sawyer creemos que es una violación gratuita y enteramente innecesaria como tantos otras faltas de respeto ya practicados bajo la “protección” de la vilipendiada libertad de expresión, que culmina tocando el sentimiento de todos aquellos que tienen a Jesús como ejemplo de moral, carácter, bondad, amor, humildad.

    En lo que atañe a la apariencia de Jesús, se sabe que actualmente no existe una unanimidad de como El era realmente. Más, Publio Lentulus decía que “El era bello de figura y atraía a las miradas. Su rostro inspiraba amor y temor al mismo tiempo. Sus cabellos eran largos y rubios, lisos hasta las orejas, y de las orejas para abajo crecían rizados. Los dividía en el medio una risca y le llegaban a los hombros según la costumbre de la gente de Nazaret. El rostro estaba cubierto de suave rubor. La nariz era bien contorneada, y la barba crecía, un poco más oscura que los cabellos, dividida en dos puntas. Su mirar revelaba sabiduría y candor. Tenía los ojos azules con reflejos de varios colores. Este hombre amable al conversar, se tornaba terrible al hacer cualquier reprensión. Este hombre amable al conversar, se tornaba terrible al hacer cualquier represión. Más El mis sentía en El un sentimiento de seguridad y serenidad, nadie nunca lo viera reír.” (1)

    “Muchos, no en tanto, Lo habían visto llorar. Era de estatura normal, cuerpo erguido, manos y brazos tan bellos que era un placer contemplarlos. Su voz era grave. Hablaba poco.” (2) Como se observa hace dos mil años había un Hombre incomun, entre los millones de habitantes terrestres… Y Ese Hombre singular vino a tornarse el centro de la Historia de la humanidad. Mucho más que eso: El se tornó un marco para la historia de la humanidad, de tal modo que hasta el tiempo histórico es contado teniéndolo como referencia.

    Como si no bastase, en medio a la creciente proliferación de ideas esdrújulas sobre Cristo, hay infelizmente en el seno del movimiento espirita los que desean ver a Jesús prohibido en las huestes doctrinarias. Son mensajeros tuertos que han desfigurado la legítima concepción espirita sobre el Meigo Rabí de Galilea. Son representantes de las tinieblas que esparcen las extravagantes ideas del tipo: “Jesús es solamente el arquetipo plasmado en el inconsciente colectivo”.

    En sus devaneos, tales títeres certifican que, de “todo cuanto la civilización cristiana retuvo de Jesús, en esos dos milenios, hay micho más de mito. “Deshonran nuestra mente con la declaración: - "Nuestro Jesús no es el mítico Gobernador del Planeta, aquel que vive, entre Ángeles y Tronos, en la bella ficción literaria de Humberto de Campos” y, aun, argumentan otras perlas frases como: “Nuestro Jesús, enteramente hombre, no evoluciono en la línea recta” y, más aun, vociferan: - “Jesús no creo ninguna nueva moral. Apenas interpretó, adecuadamente, aquella que siempre estuvo en el corazón del hombre por todos los tiempos y lugares! ¡Qué talento! Tratan, al más supremo de los seres de la creación como a un “Juan Nadie”.

    En la Tierra, donde se multiplican las conquistas de la inteligencia (algunas resbalan y se encierran en las zanjas profundas de las retóricas vacías) y se hacen más complejos los cuadros del sentimiento almacenado en el materialismo, sepamos que El (Jesús) en el campo de la Humanidad [fuel el Único] orientador completo, irreprensible e incuestionable, que renunció a la compañía de los Anjeles para vivir y convivir con los hombres.

    En los tiempos áureos del Evangelio el apóstol Pedro, mediúmnicamente, definió la transcendencia de Jesús, revelando que El era “el Cristo, el Hijo de Dios vivo” (3) el Conductor y Modelo del Hombres” (4). Para el célebre pedagogo y genio de Lyon, Cristo fue “Espíritu superior del orden más elevado, Mesías, espíritu Puro, Enviado de Dios y, finalmente, Médium de Dios.” (5) No hay dudas que Jesús fue el Doctrinador Divino (6) y por excelencia el “Medico Divino”, según André Luiz. (7) Por su vez, Emmanuel lo denomina de “Director angélico del orbe y Síntesis del amor divino”.(8)

    Para la mayoría de los teólogos, Jesús es objeto de estudio, en las letras del Viejo y Nuevo Testamento, imprimiendo nuevo rumbo a las interpretaciones de la fe. Para los filósofos, El es el centro de polémicas y reflexiones sin fin. Para nosotros los espiritas, Jesús fue, es y será siempre la síntesis de la Ciencia, de la Filosofía y de la Religión. “Todo tiene pasado en estos dos mil años, en la Tierra más [Su] Palabra brilla como un Sol sin ocaso, guiando a las ovejas desvaradas, a los corderos perdidos del Rebaño de Israel a la puerta del aprisco, para restituirlos al Buen Pastor. (9)

    El Espiritismo viene a colocar el Mensaje de Cristo en el lenguaje de la razón, con explicaciones racionales, filosóficas y científicas, más veamos bien, sin abandonar, sin dejar a un lado el aspecto emocional que es colocado en su expresión más alta, tal como lo pretendió Jesús, o sea el sentimiento sublimado, demostrando así que el sentimiento y la razón pueden y deben caminar por la misma vía, pues constituyen las dos alas de liberación definitivas del ser humano.

    Y no obstante no ser la experiencia humana una estación de placer, por eso, continuemos trabajando en el ministerio de Cristo, recordando que, por servir a los otros, con humildad, sin violencias y presunciones, El fue tenido por imprudente y rebelde, transgresor de la ley y enemigo de la población, siendo elegido por esa misma multitud para recibir con la cruz la gloriosa corona de espinos, más bajo el influjo del buen ánimo El venció al mundo!

    Cristo es el modelo de virtudes para todos los hombres. Y más aún. Jesucristo es incomparable cara a la dedicación y a la santidad que El dispensa a la Humanidad. Nosotros, que aún estamos sumergidos en los pantanos de las disputas teologicas, no tenemos parometros para evaluar Su Magna importancia para el espiritismo, esto porque Su excelsitud se pierde en la oscura bruma impenetrable de los milenios. Decimos más: El espiritismo sin Jesús puede alcanzar las brillantes expresiones académicas, más no pasará de una actividad obligada a modificarse o desintegrarse, como todas las conquistas superficiales DE LA Tierra. Y el espirita cristiano, que no consiguió su iluminación con el Evangelio del Maestro, puede ser virtuoso de inteligencia, de cualquier cosa y filosofo, con las más subidas adquisiciones científicas, más estará sin brújula y sin dirección en el momento del “huracán” inevitable del dolor moral.

    ¿Hemos dicho!

    Jorge Hessen

    Jorgehessen.net

    Referências bibliográficas:

    (1) Descrição tradicional feita pelo pró-consul Públios Lentulos

    (2) idem

    (3) Mt 13, 16-17.

    (4) Kardec, Allan. O Livro dos Espíritos, RJ: Ed. FEB, 2001, pergunta 625

    (5) Kardec, Allan. A Gênese, RJ: Ed. FEB, 1998, XV, item 2

    (6) Xavier, Francisco Cândido. Os Mensageiros, Ditado pelo Espírito André Luiz, RJ: Ed FEB, 2000, cap. 27)

    (7) Xavier, Francisco Cândido. Missionário da Luz, Ditado pelo Espírito André Luiz, RJ: Ed FEB 2003, cap. 18

    (8) Xavier, Francisco Cândido. O Consolador, Ditado pelo Espírito Emmanuel, RJ: Ed FEB 2001, 283 e 327.

    (9) SCHUTEL, Cairbar. Parábolas e ensinos de Jesus, SP: ed. O Clarim- Matão, 1993, p. s/n

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário