MENU

  • LEITORES
  • quarta-feira, 5 de julho de 2017

    El centro espirita sencillamente es y siempre lo será el baluarte de la tercera revelación Jorge Hessen

    Traducido por: Mercedes Cruz Reyes 
    Madri/Espanh

     El Espiritismo soñado por Kardec era el mismo Espiritismo que Chico Xavier ejemplificó por más de setenta años, es decir, el Espiritismo del Centro Espírita modesto; de la visita y socorro a los desprovistos de bienes, de la distribución de la ropa, del pan, de la "sopa fraterna", del agua fluidificada, del Evangelio en el Hogar. El gran desafío de la Tercera Revelación debe ser el crecimiento, sin perder la simplicidad que la caracteriza como revelación...

    Reafirmamos siempre que el movimiento Espírita institucionalizado y "oficial" se estructura bajo dirección jerarquizada, elitista, mercantilista y vocación vaticanista de infalibilidad. Lo que los Espíritas necesitan es observar, con más criterio, los fundamentos doctrinales que nos impulsa a la íntima reforma moral. En esta tarea, individual, intransferible e impostergable, está nuestra mejor y obligatoria colaboración con el avance moral del Planeta en que vivimos, pues, moralizándose cada unidad, se moraliza el conjunto.

    Un gran ejemplo de espírita que vivió lejos del llamado Espiritismo "oficial" y anti-burocrático fue Chico Xavier. Que decía siempre sobre la necesidad de la preservación del Espiritismo tal cual nos entregaron los Mensajeros del amor, bebiendo el agua pura, sin manchar la cristalina fuente. La mayor frustración de Pablo de Tarso se dio exactamente en el Areópago de Atenas, cuando los Sabines de entonces lo dispensaron, alegando que habrían de oírlo en otra oportunidad.

    El hijo de Pedro Leopoldo recordaba que el Espiritismo deseable es aquel de los orígenes, lo que nos recuerda a Jesús, es decir, el Espiritismo Consolador prometido, el Espiritismo en su función pura y simple, el Espiritismo del espírita pobre, desempleado, que hoy no Puede pagar tasas e ingresar en los pomposos eventos. El Espiritismo deseable es aquel de los viejos, de los niños, de la naturaleza, del "cielo abierto" o debajo de los árboles. ¿Porque no?

    Chico Xavier, en 1977, advirtió: "Hay que huir de la tendencia a la" elitización "en el seno del movimiento espírita (...) el Espiritismo vino al pueblo. Es indispensable que lo estudiamos junto con las masas más humildes, social e intelectualmente hablando, y a ellos acercarnos (...). Si no nos detenemos, de aquí a poco estaremos en nuestras Casas Espíritas, sólo, hablando y explicando el Evangelio de Cristo a las personas laureadas por títulos académicos o intelectuales (...). [1]

    Elogiamos los congresos, los simposios, seminarios, encuentros importantes para la divulgación y el intercambio de experiencias doctrinarias, más no podemos olvidar que la Doctrina Espirita no se ancla en los salones lujosos, no se enclaustra en los anfiteatros académicos y ni se esclaviza al liderazgo "oficial" Al igual que el Cristianismo de los tiempos apostólicos, el Espiritismo es de los Centros Espíritas simples, muchos de ellos ubicados en las periferias de las grandes ciudades, en los cerros, en las favelas, en los suburbios.

    ¡Gracias a Dios!, hay muchos Centros Espíritas bien dirigidos en varios municipios del país. Gracias a estos Espíritus y médiums humildes, el Espiritismo habrá de mantenerse simple y coherente, en Brasil y quizá en el Mundo, conforme a los Benefactores del Señor lo entregaron Allan Kardec.

    El liderazgo "oficial" del movimiento espírita brasileño no acompaña la expansión de la base, o sea, de los centros espíritas (no estoy haciendo referencias a los centrales espíritas lujosos). Hay mucho que lograrse para la comprensión de la unión entre los espíritas - como lazo moral, solidario y espiritual. El respeto a la diversidad de las situaciones y condiciones de los centros espíritas, y el conocimiento de esas realidades para la mejor atención y apoyo a las reales demandas de las diversificadas instituciones. El trabajo de unión debe ser constantemente adecuado a las bases del movimiento, o sea, a los legítimos centros espíritas.

    En suma, reafirmamos que el progreso de la Doctrina de los Espíritus no llegará a través de liderazgos jerarquizados, místicos y mercantilistas a semejanza de los vendedores del templo. El gran desafío será difundir el Espiritismo gradualmente a través del intercambio fraterno del "boca a boca", "persona a persona", "conciencia a conciencia", "hombro a hombro", sin absoluta necesidad de las esposas burocráticas de instituciones y líderes "oficiales" Que se apropiaron del Movimiento doctrinal con precarios láser de amor, desprendimiento y humildad.

    ¡Pensemos en eso!


    Referencia:

    [1] Entrevista concedida al Dr. Jarbas Leone Varanda y publicada en el diario Uberabense El Triángulo Espírita, del 20 de marzo de 1977, y publicada en el Libro titulado Encuentro en el Tiempo, org. HECTOR M.C. Arantes, Editora IDE / SP / 1979

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário