MENU

  • LEITORES
  • domingo, 14 de agosto de 2016

    ENTREVISTA CON JORGE HESSEN


    Traducido por: Mercedes Cruz Reyes 

    Madri/Espanha


    Bogando con Los Espíritas, de Agnaldo Cardoso
    Biografía de Jorge Hessen

    Jorge Hessen, nacido en Rio de Janeiro el 18/08/1951, retirado del INMETRO, residente en Brasil desde 1972. Formado en Estudios Sociales con énfasis en Geografía, Bacharel y Licenciado en Historia por la Universidad de Brasil- Unb.

    Fundador do Posto de Asistencia Espírita (DF), periodista, historiador y escritor. Autor de los libros “Luz en la Mente”, "Praeiro, un peregrino en Tierra del Pantanal" “Anuario Histórico Espírita 2002” (una colección de diversos autores y trabajos históricos de todo Brasil, coordinado por el Centro de Documentación Histórica de la Unión de las Sociedades Espíritas de San Paulo – USE). Autor de 17 libros electrónicos (E books), todos traducidos para el español, dos traducidos para el francés y uno traducido para el inglés  (todos publicados por el  portal Autores Espíritas Clásicos), conforme el link:

    Artigos%20Espiritas%20-%20Jorge%20Hessen/Artigos%20Espiritas%20-
    %20Jorge%20Hessen.ht

    Articulista con textos publicados en la Revista Reformador de la FEB, El Espírita de Brasilia, el Médium de Juez de Fora, Brasilia Espírita, Mato Grosso Espírita, Jornal Unión de la Federación Espírita del DF. Artículos publicados en la Revista electrónica El Consolador, en el Jornal El Rebate, Jornal A ciudad, Portal Para leer y pensar, sites de la Federación Espírita Española, sites Garanhuns espírita y otros.

    Entrevista

    Agnaldo: ¿Cómo y por qué usted ingresó en la Doctrina Espírita?

    Jorge Hessen: Embarqué en el universo espírita impulsado por una incontenida investigación de la Verdad. Recuerdo que cuando era muy joven en las décadas de 1960 y comienzo de 1970 frecuentaba las huestes católicas, las plazas de umbanda y las iglesias evangélicas, hasta que a mediados de 1970,  cuando conocí  a Eleusa, mi esposa,  y a través de ella fui convidado a estudiar los libros de Allan Kardec, desde entonces  transcurrieron  4 décadas de incondicional fidelidad al Codificador y eso me ajusta al ritmo de vasto confortamiento  espiritual.

    Agnaldo: ¿Qué es lo que más le impresionó, apasionó en la Doctrina Espirita?

    Jorge Hessen: Desde primera hora, quede maravillado cara a la cautela, e l buen sentido, la habilidad de síntesis y el acervo cultural de Allan Kardec. Procure conocer la biografía del profesor Rivail. Percibí que estaba ante un genio. El hijo de Lyon se sometió, siempre de forma racional y corajosa, sin desfallecer al proceso de coetánea y sistematización de las verdades reveladas por los espíritus. Su labor se consubstancio en la Tercera Revelación y obviamente eso fue fundamental para inspirar mi pasión por el Espiritismo.

    Agnaldo: ¿Cuál es el principal mensaje espírita?

    Jorge Hessen: El Espiritismo es el Consolador Prometido que revela conceptos sorprendentes sobre Dios, el Universo, los hombres, la naturaleza y comunicación de los “muertos” con los “vivos”, la pluralidad de los mundos habitados, la reencarnación y las  leyes naturales que rigen la vida. La Tercera Revelación nos invita aun con el soberano apelo para comprender y reflexionar sobre lo que somos, de dónde venimos, para donde vamos, cual es el objetivo de nuestra existencia y cual la razón del dolor y del sufrimiento.

    Agnaldo: Durante su tiempo como espírita, ciertamente usted tuvo alegrías y momentos menos felices. ¿Usted podría nos contarnos algunos de esos momentos que le marcaron como espírita?

    Jorge Hessen: Para ser franco, le aseguro que tras mi aceptación y conversión a los preceptos del Espiritismo, pacifique el corazón y expandí la consciencia cristiana. De este modo, invariablemente mis momentos expiatorios y de prueba han sido consagrados a profundas reflexiones para el autoconocimiento.

    En ese penoso trayecto, en realidad, muchas veces topo con las naturales lágrimas resultantes de la ignorancia y brutalidad del hombre moderno; en otras ocasiones descubro en mí mismo el entusiasmo y la  alegría en razón de los repletos ejemplos de amor, humildad y abnegación que identificamos  aquí y allá en el corazón del prójimo.

    Agnaldo: ¿Qué es para usted el Espiritismo?

    Jorge Hessen: Creo que la fe sólida es aquella que puede encarar a la razón, cara a cara en cualquier época de la historia, conforme dice Kardec, de esta forma el Espiritismo se apoya en los tres pilares doctrinarios, a saber: ciencia, filosofía y religión. Ciencia porque se consubstancia en un conjunto reunido de informaciones concernientes a ciertas clases de eventos o fenómenos transcendentes evaluados experimentalmente, relacionados y descritos por Kardec y otros pesquisidores de renombre, representado principalmente por las obras básicas.

    Es Filosofía sin tener necesariamente el contexto filosófico tradicional (materialista), aunque de cuño evolucionista y metafísico, puntúa la necesidad de el hombre ir en busca de su mejoramiento, estimulándolo a la averiguación de respuestas a las magnas cuestiones de la Humanidad: su naturaleza, su origen y destino, su papel ante a Vida y el Universo teniendo como bandera el axioma: “nacer, vivir, morir y renacer de nuevo, progresando siempre, tal es la ley.”

    Es, por fin y sobretodo Religión, porque propone unir a los pueblos en un ideal de fraternidad, preconizado peor el  Evangelio de Jesus, permitido, de esa forma, que el hombre se encuentre con el propio Creador, teniendo como bandera el lema:  “fuera de la caridad no hay salvación.”

    Agnaldo: ¿El Espiritismo es una Religión?

    Jorge Hessen: Sin duda, el Espiritismo es la RELIGIÓN, aunque se sepa que no hay consenso entre los espíritas sobre ese tema. El Codificador afirma que el Espiritismo es, al mismo tiempo una ciencia de observación y una doctrina filosófica. Como ciencia práctica ella consiste en las relaciones que se establecen entre nosotros y los espíritus; como filosofía, comprende todas las consecuencias morales que emanan de esas mismas relaciones.

    Kardec aun asegura que desde el punto de vista religioso el Espiritismo tiene por base las verdades fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma, la inmortalidad, las penas y las recompensas futuras, siendo, sin embargo, independiente de cualquier culto en particular.

    Kardec aun esclarece que Espiritismo es religión en el Discurso de Abertura de la Sesión Anual Conmemorativa en el día de los Muertos (Sociedad de Paris, 1º de noviembre de 1868), en la que pronuncia:

    ¿Si es así, preguntarán, entonces el Espiritismo es una religión? ¡Ora, si, sin duda, señores! En el sentido filosófico, el Espiritismo es una religión, y nosotros nos vanagloriamos por esto, porque es la Doctrina que funda los vínculos de la fraternidad y de la comunión de pensamientos, no sobre una simple convención, más si sobre bases más sólidas: las propias leyes de la Naturaleza.

    Es la RELIGIÒN, conforme comente en la cuestión anterior, porque propone unir a los pueblos en un ideal de fraternidad, preconizado por el  Evangelio de Jesús, permitido, de esa forma, que el hombre se encuentre con el propio Creador, teniendo como bandera el lema:  “fuera de la caridad no hay salvación.”

    Agnaldo: Allan Kardec recomendaba la actualización periódica de las enseñanzas espíritas, cara al avance de la ciencia. ¿Cómo poner en práctica tal recomendación?

    Jorge Hessen: Fundamentalmente es importante resaltar que el Espiritismo no tiene incondicional necesidad de la ciencia terrena, pues como nos advierte Emmanuel en la primera cuestión de la obra El Consolador: “Esa necesidad de modo alguno puede ser absoluta. El concurso científico es siempre útil, cuando es oriundo de la consciencia esclarecida y de la sinceridad del corazón. Importa considerar, todavía, que la ciencia del mundo si no desea continuar en el papel de comparsa de la tiranía y de la destruición, tiene absoluta necesidad del Espiritismo, cuya finalidad divina es la iluminación de los sentimientos, en la sagrada mejoría de las características morales del hombre.”  Es ahí mi pensamiento.

    Agnaldo: El fanatismo religioso atiende seriamente casi todas las religiones e, infelizmente, parece que no es diferente en el medio espírita. ¿Cuál es su mensaje para aquellos que incurren en ese error?

    Jorge Hessen: El espírita sincero precisa compenetrarse de la oportunidad, en el tiempo y en el ambiente, con relación a los asuntos doctrinarios en su triple aspecto, por cuanto, cualquier inconsideración en ese particular, puede conducir al fanatismo abominable, sin ningún carácter constructivo.

    Herculano Pires ya advertía sobre el iglesismo que asolaba a las huestes espíritas. En mi punto de vista, el drama tiene su nacimiento en la Federación Espírita Brasileira, que aun cultiva la postura vaticanista, manteniendo en el Estatuto el Parágrafo único , ítem III , Art. 1º  que “Más Allá de las obras básicas a que se refiere el inciso I, el estudio y la difusión comprenderán, también, la obra de J.-B. Roustaing y otras subsidiarias y complementarias de la Doctrina Espírita.

    De esta forma, la consagración de las obras de Roustaing en la FEB ha pervertido la racionalidad espírita en Brasil. Y he comprobado que desconozco espíritas más fanáticos do que los roustanguistas. Por lo expuesto, entiendo que en Brasil sea imprescindible la creación URGENTE de una Confederación Espírita, a fin de unir concreta y racionalmente los corazones de los espíritas en torno del eminente Kardec, considerando siempre el Espiritismo en su triple aspecto. Para ese designio compete a los actuales jóvenes espíritas y a los liderazgos contemporáneas moverse a fin de concretizar tal proyecto.

    Agnaldo: ¿Usted cree que la expansión del Espiritismo por el mundo, debería ser más rápida? ¿Usted cree que los espíritas deberían ser menos acomodados? ¿Si así fuera, como agilizar esta expansión?

    Jorge Hessen: No debe ser apresurada la expansión y la propaganda espírita. No hay necesidad inmediata. La organización del Espiritismo está en las manos de Jesús, antes de cualquier esfuerzo incierto y voluble de nuestra parte. Es imprescindible estudiemos y apliquemos las enseñanzas del Maestro con la luz del Espiritismo, pues nuestra tarea mayor debe ser el de la propia iluminación a través de una fe racional, inalterable y serena.

    Enfatizo que los espíritas deben pensar en alto grado sobre la auto iluminación, antes de cualquier manifestación de querer convertir a los otros. Jesús no tuvo la preocupación de convertir al Evangelio a los que lo seguían. El Espiritismo no debe nutrir la pretensión de disputar un lugar en la propaganda de masa, hasta porque   su misión ha de cumplirse junto a las almas simples, en los legítimos fundamentos del Evangelio.

    Además, debemos ofrecer a los servicios de la propaganda doctrinaria la cuota de tiempo de que posamos a disponer, entre los trabajos diarios del ganar el pan y el cumplimiento de los deberes familiares. Para Emmanuel, la ejecución de esas obligaciones es sagrada y urge no caer en el declive de las situaciones parasitarias, o del fanatismo religioso.

    En el trabajo de la propaganda de la verdad, Jesús camina antes de cualquier esfuerzo humano y nadie debe guardar la pretensión de convertir alguien, cuando en las tareas del mundo hay siempre oportunidad para el preciso conocimiento de si mismo.

    Agnaldo: ¿Por último, que le gustaría decir a todos aquellos que procuran pela primera vez la Doctrina Espírita?

    Jorge Hessen: Estudien Kardec para mejor comprender a Jesús.



    Nenhum comentário:

    Postar um comentário