MENU

  • LEITORES
  • terça-feira, 27 de setembro de 2016

    Entrevista con Antonio Cesar Perri de Carvalho, ex-presidente de la FEB (*)



    Traducido por: Mercedes Cruz Reyes 
    Madri/Espanha

    (*)Cuestiones propuestas por: Jorge Hessen, José Passini, Leonardo Marmo, Astolfo Olegário, Eurípedes Kuhl, José Sola, Paulo Neto, Roberto Cury, Irmãos W. (Autores Espíritas Clásicos).

    1) Considerando las presiones y complejidades inherentes al cargo de presidente de la Federación Espírita Brasileña (FEB), que tipo de concesión fue constreñido el señor a aceptar en pro de un apaciguamiento o visando la obtención de proyectos que, en el respectivo momento, consideraba más prioritarios para el Movimiento Espírita y para mejor divulgación doctrinaria? ¿Qué evaluación retrospectiva haría el señor, hoy, de ese (s) procedimiento (s) y de sus repercusiones?

    Cesar Perri – Asumimos la presidencia interina de la FEB, en la condición de uno de los vice-presidentes, por indicación del ex-presidente Néstor João Masotti, que se licenciaba para tratamiento de salud; en seguida, por renuncia de este amigo, fuimos elegido presidente. En el conjunto actuamos en la presidencia en el período de mayo de 2012 a marzo de 2015. Fueron momentos de muchas complejidades internas en la FEB y en su relación con el Consejo Espírita Internacional, que también presentaba dificultades administrativas. No hicimos concesiones, más si percibimos resistencias y el ritmo lento de muchas providencias. Sentimos claramente que existían puntos de vistas diferentes de los nuestros acerca del papel a ser ejercido por la FEB en el movimiento espírita. En nuestra óptica, entendemos la FEB como una institución nacional, que debe interactuar con el movimiento espírita del país, y, en esta condición el llamado “campo experimental” no debería generar la idea de “modelo”, pues entendemos que lo más importante para el trabajo federativo son las experiencias provenientes del movimiento espírita como un todo, sin cualquier acción que podría venir a ser confundida con centralización.

    Por otro lado, desde el primer momento de la gestión aun en la interinidad, realizamos reuniones quincenales conjuntas del Consejo Director (integrado por el presidente y vice-presidente) y del Directorio Ejecutivo de la FEB (integrado por directores). De esa manera todos los asuntos y encaminamientos fueron decididos en esas reuniones y se implantó la gestión con base en el presupuesto. En el período de nuestra gestión, siempre con amplia divulgación, convocamos dos Asambleas Generales Extraordinarias, reuniones extraordinarias del Consejo Superior y del Consejo Federativo Nacional - CFN, y, efectuamos reuniones conjuntas del Consejo Federativo Nacional y del Consejo Superior. Muchos puntos de vista divergentes fueron asimilados en ese conjunto de reuniones. En fin, seguíamos un proyecto de favorecer mayor participación del movimiento espírita brasileño, iniciado desde la gestión del ex-presidente Néstor Masotti. Por indicación y con apoyo de este ex-presidente, previamente, ejercimos durante ocho años el encargo de secretario general del CFN de la FEB, con esa línea de actuación. Más sentimos que eso generó resistencias internas en la institución. Evidentemente que nos gustaría haber completado el Proyecto de Planeamiento Estratégico de la FEB, que iniciamos, y, de haber concluido propuestas de adecuación y de dinamización de actividades en el área federativa y en el área editorial de la FEB.

    2) ¿Porque la FEB mantiene el actual modelo del Consejo Superior - que ciertamente tuvo su finalidad en un principio de la implantación del Movimiento Espírita en Brasil – hasta el presente, en una centralización de poder que se asemeja al Colegio Cardenalicio del Vaticano, teniendo el poder del Consejo Federativo Nacional?

    Cesar Perri – Sin comentar la comparación colocada en la indagación, generalmente se recuerda del Consejo Superior relacionándose con su función de “colegio electoral”. Hay un registro histórico público del ex-presidente de la FEB Leopoldo Cirne (gestión 1900/1913) - en un libro de 1935, - además con un título no usual Anticristo, Señor del Mundo -, donde analizo la creación y el funcionamiento de órganos de la FEB y la creación de lo que llamo de “verdadero círculo vicioso”. En nuestra óptica, la composición y las atribuciones del Consejo Superior deberían ser revistas para adecuarse mejor a una institución de carácter nacional, y, también, efectivamente actuar como un consejo semejante a los consejos de administración de las empresas de la actualidad. Entendemos que las atribuciones y efectivas acciones del Consejo Superior de la FEB deberían ser hasta ampliadas, para una participación más activa de sus miembros en el acompañamiento de las decisiones y acciones del Consejo Director y de la Directorio Ejecutiva. En la tentativa de promover una acción más próxima del Consejo Superior con la dirección de la FEB y con el movimiento federativo, convocamos reuniones extraordinarias y también conjuntas del Consejo Superior con el Consejo Federativo Nacional de la FEB.



    3) Considerando el gran número de títulos que son publicados por la Federación Espírita Brasileña (FEB) y la condición de “indisponible” de varias obras altamente relevantes doctrinariamente, sería interesante saber cómo es discutido, por la dirección de la FEB, los libros que deben recibir prioridad para ser publicados, divulgados y distribuidos. Siendo así, que factores son tomados en consideración y como son las discusiones emprendidas, una vez que la FEB publica Chico Xavier, Divaldo P. Franco e Ivonne A. Pereira, además de Denis, Delanne y Bozzano, entre otros, además, obviamente, de Allan Kardec?

    Cesar Perri – Asumimos la gestión de la FEB en época muy complicada, con necesidad de decisiones urgentes relacionadas con la desactivación de la gráfica, iniciada en la gestión del ex-presidente Néstor Masotti, y, después de todo o el edificio ligado a la editora en Rio de Janeiro, implantándose la externalización de impresiones citaciones en varias grandes gráficas y la distribución de los libros utilizándose experimentada empresa de logística. También hubo necesidad de revisión de todos los textos de los libros, actualización de las portadas y de la diagramación de los libros. Simultáneamente ya sentíamos los reflejos iniciales de la crisis económica del país. Hay un Consejo Editorial - integrado por dirigentes de la FEB -, y que tiene la atribución de analizar nuevas obras y reediciones; y, durante nuestra gestión, se inició un proceso de mayor interacción entre este y el Consejo Director e la Dirección Ejecutiva de la FEB, para la definición de prioridades del punto de vista doctrinario y de la realidad del mercado librero. En nuestra visión ese proceso estaba apenas iniciándose y debería ser profundizado y perfeccionado.

    4) ¿Porque la FEB continua publicando la obra de J.B. Roustaing, que diverge frontalmente de los principios doctrinarios presentados por Kardec? ¿Considerando el designio de la unificación del M.E.B. y permaneciendo la FEB obsesivamente apadrinando y divulgando “Los Cuatro Evangelios” de J.B. Roustaing, no sería esa incomoda obstinación lesiva en la unión de los espíritas? ¿Será que espera una campaña de esclarecimiento a ser desatada en el medio espírita?

    Cesar Perri – Cuando asumimos la presidencia de la FEB estaban agotados muchos títulos. La obra citada y muchas otras no fueron reeditadas durante nuestra gestión. Con relación a la divulgación de la obra referida, mantuvimos el acuerdo hecho durante la gestión del ex-presidente Francisco Thiesen - y siempre recordada por el ex-presidente Néstor João Masotti -, que en las acciones federativas y documentos del Consejo Federativo Nacional y en la revista Reformador las obras de Allan Kardec serían la base. Nunca aprobamos propuestas de divulgación sobre la no recomendación de obras y mucho menos de elaboración de listas de libros que eventualmente no serían indicados. Desde los tiempos de nuestra actuación en la Unión de las Sociedades Espíritas del Estado de San Paulo - USE valorizamos la Campaña “Comience por el Principio”, de divulgación de las Obras Básicas de Allan Kardec, iniciada en los años 1970. Además, durante nuestra gestión como presidente de la FEB, el Consejo Federativo Nacional aprobó en 2014 la Campaña “Comience por el Principio”, propuesta y elaborada por el Área Nacional de Comunicación Social Espírita de la CFN.

    5) Usted que ciertamente debe haber sido víctima diversas veces de ataques y perfidias de los enemigos de la luz (encarnados y desencarnados), cara a sus experiencias y potencialidades federativas, ya reflexionó sobre la posibilidad de conducir un movimiento, en el que líderes y dirigentes federativos o no, participen ?

    Cesar Perri – La diversidad de pensamientos y de sentimientos es una característica de nuestro mundo, de la humanidad encarnada y desencarnada. Vivimos esa experiencia de aprendizaje, más preponderando en las vibraciones fraternas, en las actividades profesionales, y, en el movimiento espírita, desde el inicio de nuestra trayectoria en la mocedad, en el centro espírita, en los órganos de unificación municipal y regional, en la dirección a nivel estatal de la Unión de las Sociedades Espíritas del Estado de San Paulo - durante tres mandatos como presidente -, y, en la convivencia con el movimiento espírita de nuestro país, incluyendo al Consejo Federativo Nacional de la FEB. Me inspiró siempre en el apóstol Pablo: “Examinad todo, retened el bien” y en: “combatí el buen combate, terminé la corrida, guardé la fe”. Creo que nuestra “corrida” no se cerró, más si ocurren los ajustes de caminos, y, sin la preocupación por los cargos, estamos actuando como un servidor, procurando mantener la “fe con obras” y el bien al prójimo de la realidad de las bases del movimiento espírita.



    6) ¿Algún desencanto cara a la no reelección a la presidencia de la FEB?

    Cesar Perri – Pocos días antes de la elección, recibimos la información de algunos dirigentes de la FEB de la posición de ellos que querían la elección de otro presidente y, luego después, divulgaron un manifiesto al Consejo Superior de la FEB. Nos preparamos para la nueva circunstancia, conscientes de que podrían ocurrir paralizaciones y alteraciones de los proyectos que defendíamos. Tras dejar la presidencia de la FEB, optamos por actuar en institución simple y funcionando en el barrio más periférico de Brasil; con nuestra participación fue creado el Grupo de Estudios Espíritas Chico Xavier (GEECX); proseguimos atendiendo a continuados convites de todas las partes del país, para visitas, palestras y el desenvolvimiento de seminarios, visitando inclusive el interior de varios Estados; retomamos las contribuciones mensuales con la Revista Internacional de Espiritismo, vínculo que ya existía desde el año 1971, y la elaboración de libros, como los recientemente lanzados por las Editoras “El Clarín” y por la USE-SP. En todos los rincones que nos convidan hemos recibido el reconocimiento amigo y el cariño de la familia espírita en manifestaciones de solidaridad fraterna.

    7) Parece haber una concepción generalizada de que el Espiritismo es una religión en el sentido tradicional del término y hay hasta incluso quien diga que actualmente "El Evangelio Según el Espiritismo" está siendo empleado como "El Espiritismo según el Evangelio". ¿Cómo percibe usted y conceptúa esa situación?

    Cesar Perri – En palestras, artículos y en libros hemos trabajado la concepción de Allan Kardec sobre religión, que consta en El libro de los espíritus (Conclusión, ítem V): “El Espiritismo es fuerte porque se asienta sobre las propias bases de la religión [...] él se apoya en la confianza en Dios [...] convida a los hombres a la felicidad, a la esperanza, a la verdadera fraternidad [...]”.

    Reconocemos que Kardec hace importantes definiciones en El evangelio según el espiritismo (presentación): “Muchos puntos de los Evangelios, de la Biblia y de los autores sacros en general por si solos son ininteligibles, pareciendo algunos hasta irracionales, por falta de la llave que faculte se les prenda el verdadero sentido. Esa llave está completa en el Espiritismo...”. En el capítulo I de este mismo libro Kardec incluye el mensaje de Un Espíritu israelita”: “Moisés abrió el camino; Jesus continuo la obra; el Espiritismo la concluirá.” 

    Destacamos que el filósofo y periodista Herculano Pires nos dejó significativas obras que analizan esas cuestiones, entre otras el libro: El espíritu y el tiempo. Introducción histórica al espiritismo, cuya 1ª. Edición vino a la luz en 1964.

    Entre las Obras Básicas de Allan Kardec, percibimos que el libro El Evangelio Según el Espiritismo es utilizado, generalmente, como “lectura preparatorias” de reuniones como temas de palestras y que está faltando su estudio. Durante nuestra presidencia en la FEB, intensificamos la divulgación de ese libro por ocasión del Sesquicentenario de su publicación, inclusive con su edición en asociaciones con Federativas, en una tirada de 200 mil ejemplares, y, en el temario del 4º. Congreso Espírita Brasileño, en 2014. Ese congreso fue un marco de evento bien sucedido, descentralizado y efectuado simultáneamente en cuatro regiones, con consultas previas a las Federativas sobre temas y expositores, y autosustentable. También creamos las reuniones de estudio de El evangelio según el espiritismo, en la sede de la FEB en Brasil, e integramos su equipo de facilitadores y acompañamos el vívido interés de los participantes de diversas fajas etarias y con diferentes grados de conocimiento doctrinario, en el desenvolvimiento de los temas; fueron muy marcadas las valoraciones que los frecuentadores hicieron sobre esas reuniones de estudio. En el período se adoptó una adaptación de la metodología de estudio interpretativo del Evangelio, que fue desenvuelta por Honorio Onofre Abreu (ex-presidente da UEM, MG). También fue creado el Núcleo de Estudio y Pesquisa del Evangelio (NEPE da FEB) que generó una serie de vídeo aulas – “Evangelio a la luz del Espiritismo” por la TVCEI y después FEBtv, teniendo como desdoblamiento el aparecimiento de varios grupos de estudios de El evangelio según el espiritismo en varios locales del país. Aun como consecuencia, la Editora FEB lanzo en 2014 el libro elaborado por un equipo, con el título El evangelio según el espiritismo. Orientaciones para el estudio.

    Tras dejar la presidencia de la FEB, proseguimos en esa línea de trabajo e inclusive elaboramos el libro Epístolas de Pablo a la luz del Espiritismo (Ed. El Clarín), valorizando la esencia de las recomendaciones morales de Pablo sobre los dones espirituales, con abordajes simples, objetivos y fundamentadas en las obras de Kardec y del Espíritu Emmanuel, psicografiados por Francisco Cândido Xavier.



    8) ¿La figura de Chico Xavier está siendo venerada con equilibrio o con exagero? ¿Usted concuerda que el surge actualmente como una voz más fuerte y más requisita que la de Kardec?

    Cesar Perri –En realidad, encontramos las dos situaciones. Sorprendidos, hemos verificado que muchos espíritas y hasta dirigentes nunca leyeran las obras psicográficas de Chico Xavier, a efectos de modismos de la literatura espírita y al estudio por folletos. Chico Xavier era muy simple y no aceptaba incensamentos de los amigos y simpatizantes. Lo conocí personalmente y lo visitamos con asiduidad durante más de 20 años en las acciones de la Comunión Espírita Cristiana y del Grupo Espírita de la Prece, y en su hogar, en Uberaba. Tenemos muchos registros con él. Cuando completó 70 años de mediumnidad, lo homenajeamos escribiendo el libro Chico Xavier. El hombre y la obra (editado por la USE-SP). En ese libro y principalmente ahora, entendemos que lo más importante será la valorización del estudio de su obra. Por elección de la CFN de la FEB coordinamos nacionalmente el “Proyecto Centenario de Chico Xavier” y después divulgamos efemérides ligadas a libros, como los 70 años de la publicación de Pablo y Esteban. Durante nuestra presidencia en la FEB estimulamos la amplia divulgación de los libros psicográficos de Chico Xavier, apoyamos la elaboración y el inicio de la publicación de la serie Colección El Evangelio por Emmanuel, y providenciamos un contrato de asociación con la Editora CEU (de San Pablo) con la FEB, para la edición de los títulos de Chico Xavier de esa tradicional casa editorial. Entendemos que el estudio de los libros de este médium deben ser realizados junto con los de Allan Kardec, además fue la propuesta de Emmanuel en los libros en que homenajeo el Centenario de las obras de Kardec, a saber: Religión de los espíritus, Siembra de los médiums, Libro de la esperanza, Justicia divina.

    9) ¿Por qué el Movimiento Espírita Brasileño, de modo general, no da a la defensa de la vida, en especial, a la prevención del aborto la misma prioridad de las demás áreas de su actuación?

    Cesar Perri – Desde la publicación de los opúsculos En Defensa de la Vida, por la FEB, durante la gestión del ex-presidente Néstor João Masotti, y de sus actuaciones – que acompañamos –en el origen del Movimiento Nacional de la Ciudadanía En Defensa de la Vida – Brasil sin Aborto (2006), verificamos que con el apoyo de la CFN de la FEB, surgieran muchas acciones en varios Estados. En varios de estos, las coordinaciones fueron realizadas por liderazgos espíritas locales. Desde el inicio de esa campaña tuvimos participación activa, con equipo de apoyo, en los eventos que estimulan la defensa de la vida. Llegamos a conseguir un artículo especial para la revista Reformador, de autoría de Eros Grau, ex-ministro del Supremo Tribunal Federal, contrario al aborto y publicado en 2011. En las reuniones de la CFN de la FEB y en sus acciones regionales fueron divulgadas y estimulamos tales Campañas. Hubo buena repercusión y buenos resultados, sin embargo, reconocemos que son acciones más recientes al compararlas con actividades más antiguas de los centros espíritas y del movimiento espírita.

    10) Se percibe, actualmente, un cierto enfriamiento del vigor en el movimiento espírita en Brasil. ¿Usted está de acuerdo con esa percepción?

    Cesar Perri – Talvez pudiésemos decir que el movimiento espírita – si consideramos el movimiento más ligado al trabajo federativo – no acompaña la expansión de la base, o sea, de los centros espíritas. En nuestros viajes continuados por el interior constatamos este hecho. Otro aspecto es la dimensión territorial de nuestro país y sus Estados, casi un Continente, y las dificultades financieras para la movilidad entre las ciudades y entre los Estados. Por otro lado, acreditamos que hay mucho a ser realizado para la comprensión de la unión – como lazo moral, solidario e espiritual –, el respeto a la diversidad de las situaciones y condiciones de los centros espíritas, y el conocimiento de esas realidades para el mejor atendimiento y apoyo a las reales demandas de las diversificadas instituciones. En las visitas a centros pequeños y con varias características, fortalecemos el punto de vista de que el trabajo de unión debe ser constantemente adecuado a las bases del movimiento: los centros espíritas. Vale la pena la relectura y la reflexión de Allan Kardec, en asuntos anexos, principalmente la 2ª. Parte de Obras póstumas.

    11) Visando la mejora de las actividades del Movimiento Espírita, sobre todo desde el punto de vista de la calidad doctrinaria, con la experiencia de haber sido director, vice-presidente y presidente de la FEB en un intervalo substancial de tiempo, que estrategia considera el señor que podría ser más eficiente por parte tanto de los cofrades con mayor influencia en órganos federativos y grandes centros espíritas como también de los cofrades con una actuación de menor repercusión en nivel nacional? ¿En ese contexto, hasta que ponto la FEB observaría y seria sensible a tales esfuerzos para ajustar sus propias directrices?

    Cesar Perri – Nuestra sugestión es la amplia difusión de las Obras Básicas de Kardec, la implementación de la Campaña “Comience por el Principio”, estimulando el estudio y la lectura directa en los libros, y procurando disponibilizar libros en formato y valor monetario compatible con la mayor parcela de la población brasileña, y que tiene dificultades financieras. Creemos que es llegado el momento de rever el proceso de “escolarización” que se desenvolvió con la creación de cursos, ciclos, folletos y exigencias de pre-requisitos como fajas etarias patronizadas de secuencia y de frecuencia a cursos para la posterior integración en las actividades de los centros espíritas y del movimiento espírita. Los datos del Censo realizados por la IBGE en los años 2000 y 2010 apuntan para realidades que son preocupantes de los espíritas declarados, de faja social y de faja etaria. Es urgente la revisión de los procesos para la integración de la infancia y de los jóvenes, y de la familia, en los centros espíritas. A nuestro ver, las propuestas de trabajo precisan ser adecuadas a las distintas realidades de los centros espíritas, recordando que la mayoría es simple y de pequeño porte. Esos asuntos ya venían siendo abordados por algunas Federativas Estudiantiles y estimulamos tales estudios en el Consejo Federativo Nacional de la FEB, mas enfrentando algunas resistencias localizadas. Repetimos siempre que hay necesidad de menos formalidades y más espontaneidad y simplicidad en las actividades espíritas.

    Estrechamos los lazos con las Entidades Espíritas Especializadas de Ámbito Nacional y fue creado el Consejo Nacional de ellas, junto a la FEB. Entendemos que el Consejo Federativo Nacional de la FEB, integrado por los presidentes de las Entidades Federativas de los 26 Estados y del Distrito Federal y por el presidente de la FEB, tiene una responsabilidad muy grande en el sentido de estimular el efectivo apoyo, la adecuada dinamización del movimiento espírita de nuestro país.

    12) ¿En la década de 1940 (antes del Pacto Áureo) líderes espíritas de Minas Gerais, San Pablo, Rio Grande del Sur entre otros soñaban con la creación de una Confederación espírita, cuál es su opinión sobre eso?

    Cesar Perri –En los años 1940 y principalmente tras la fundación de la Unión de las Sociedades Espíritas del Estado de San Pablo (1947) surgieran propuestas de unión y que deberían ser discutidas con la FEB. La primera psicografia de Chico Xavier sobre unión y unificación fue señalada por Emmanuel – “En nombre del Evangelio” -, y dirigida a los participantes del 1º Congreso Nacional Espírita en San Paulo, promovido por la USE-San Paulo, en 1948. Ese mensaje, con el título antes mencionado, fue psicografiado el día 14 de septiembre de 1948, en Pedro Leopoldo, MG (In: Orientación a los órganos de unificación. FEB). Un grupo de liderazgos espíritas del Sur y del Sudeste mantuvo contactos con el ex-presidente de la FEB Wantuil de Freitas y, finalmente, fue asignado el “Pacto Áureo” (1949), creándose el actual Consejo Federativo Nacional de la FEB. Simultáneamente también surgían ideas sobre una Confederación. En el año 1997, como presidente da USE-SP articulamos la elaboración de una moción de unión y solidaridad al CFN de la FEB, que contribuye para evitar la propagación de la propuesta de Confederación, que crecía con la oportunidad en función de polémicas doctrinarias. La moción aprobada redundó en el fortalecimiento de la CFN con la elaboración de nuevas propuestas de actuación (Reformador, diciembre de 1997, p.360-1), las cuales fueron seguidas por los ex-presidentes Juvanir, Masotti y por nosotros. Varios países adoptan la organización de Confederación y el Consejo Espírita Internacional (CEI), en su Estatuto vigente desde 2002, en la práctica se configura como una confederación. En lo tocante al trabajo de unión y de unificación, entendemos que cabe a las Entidades Federativas Estatales, integrantes de la CFN, definir la organización y la acción federativa.



    13) Sus consideraciones finales:

    Cesar Perri –Con relación a la tónica predominante de las cuestiones formuladas por varios compañeros entrevistadores, concluimos y sintetizamos, sugiriendo a los lectores la reflexión sobre el último discurso de Allan Kardec, de noviembre de 1868 (Revista Espírita, diciembre de 1868) – ya citado anteriormente -, donde hay colocaciones muy oportunas sobre la unión de los espíritas: "¿Cuál es, pues, el lazo que debe existir entre los espíritas? Ellos no están unidos entre sí por ningún contrato material, por ninguna práctica obligatoria. ¿Cuál es el sentimiento en el cual se debe confundir todos los pensamientos? Es un sentimiento todo moral, todo espiritual, todo humanitario: el de la caridad para con todos o, en otras palabras: el amor del prójimo, que comprende los vivos y los muertos, pues sabemos que los muertos siempre forman parte de la Humanidad. [...] El lazo establecido por una religión, sea cual sea su objetivo, es, pues, esencialmente moral, que liga los corazones, que identifica los pensamientos, las aspiraciones, y no solamente el hecho de compromisos materiales, que se rompen a la voluntad, o de la realización de fórmulas que hablan más a los ojos que al espíritu. El efecto de ese lazo moral es el de establecer entre los que el une, como consecuencia de la comunión de vistas y de sentimientos, la fraternidad y la solidaridad, la indulgencia y la benevolencia mutuas."

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário