MENU

  • LEITORES
  • quinta-feira, 1 de outubro de 2009

    MUERTES ANTICIPADAS (23.02.09)


    Traducido por: Merchita

    No raras veces, encontramos familias en las que desencarnan criaturas jóvenes mientras los ancianos permanecen encarnados. Hay también, muchas existencias que son frustradas desde la cuna "no por simple punición de la naturaleza, más si porque la propia Ley Divina funciona en todos nosotros, desde que todos existimos en el en la essência.

    del Creador. "(1) hay aquellos que pasan por la experiencia, sin embargo, se revelan y blasfeman: "Dios no es justo, pues sacrifica al que tiene todo un futuro frente si, para conservar a los ancianos que ya vivieron largos años". (2) En razón de esos hechos, Kardec pregunto a los espíritus "¿Cual es la utilidad de las muertes prematuras? (3) - explicaron los Benefactores - "Las más de las veces sirven como prueba para los padres." (4) ¡Todavía, algunos insisten en decir que es una terrible tragedia ver una vida, tan llena de esperanzas, ser segada prematuramente! Sin embargo, ¿A cuales "esperanzas" se refieren?¿A los laureles académicos, donde aquel que desencarnó podría hacerse admirar, conquistar una brillante carrera, fama y fortuna? "¡Siempre esa visión estrecha, que no consigue elevarse por encima de la materia! ¿Sabemos cuál habría sido el destino de esa vida, tan llena de esperanzas, según entendemos? ¿Será que es más importante un lugar de destaque entre los hombres que entre los Espíritus bienaventurados? (5)

    Pacifiquemos la conciencia en vez de llorar, cuando es la voluntad de Dios retirar a uno de nuestros hijos de este planeta de expiaciones acérrimas. "¿No será egoísmo desear que el quede para sufrir con nosotros? ¡A! ese dolor se concibe entre los que no tienen fe, y que ven en la muerte la separación eterna." (6) Para nosotros juzgar cualquier situación con la imparcialidad, es importante que la identifiquemos consecuencias con base en algunas variables que proceden de la razón. De esa manera, para mejor apreciar lo que, a rigor, es bueno o ruin para nosotros, es indispensable que nos transportemos para el más allá de la vida material, porque, es en esa dimensión espiritual que se hacen sentir las consecuencias.

    En la vida física, hay muchos vicios que llevan a las criaturas a la subyugación de personas y situaciones, arruinándoles el propio cuerpo o aniquilándolos, imponiéndoles la muerte prematura. Con el acicate de la conciencia, provocan procesos degenerativos y desajustes en los centros esenciales del cuerpo espiritual, notablemente en aquellos que comandan las estructuras funcionales; del cortés encefálico, de las glándulas endocrinas, en la organización emotiva y del sistema hematopoyético (formación y desenvolvimiento de las células sanguíneas)

    En razón del impacto de la desencarnación, prematuramente provocada, los recursos del universo psicosomático entran en colapso, bajo traumatismo profundo, para el cual no hay término correlativo en la diagnosis humana. La práctica del comportamiento de riesgo a la salud y a la propia vida (inactividad física, tabaquismo, dieta inadecuada, abuso de bebidas alcohólicas y conducir vehículos automotores de forma imprudente, etc.) es responsable por una significativa aceleración del tiempo, anticipando la muerte física. Comenten lo que podríamos denominar de "suicidio no intencionado", los que se entregan a todos los tipos de vicios; son aun suicidas involuntarios los glotones (que no comen para vivir, más bien viven para comer), ocasionando acumulo de substancias deletéreas para el organismo (colesterol, glucosa, lípidos, etc.), propiciando el desencadenamiento de dolencias (arteriosclerosis, diabetes, obesidad, etc.), con todas sus secuelas, y que llevan, inevitablemente, al óbito anticipado.

    Hacemos, aquí, un breve paréntesis sobre el tabaquismo. Sabemos que, si alguien fuma excesivamente el cigarro puede desencadenar un enfisema o cáncer de pulmón, por ejemplo, si existieran causas que lo predisponen o, en caso contrario surgieran, sin que hubiese habido cualquier elección anterior del reencarnado o de la espiritualidad; la consecuencia inevitable, la muerte prematura, también no correspondiente a un proceso establecido en el planeamiento de la corporificarían del Espíritu. El mal uso de su libre albedrio es lo que determina aquella fatalidad, o infortunio. Más allá de los problemas pulmonares, un levantamiento efectuado en los Estados Unidos, en la década de los 90, por investigadores en el area de la salud pública, "anoto el humo como el principal factor de riesgo para anticipar el día de la muerte, provocada por todos los tipos de dolencias cardiovasculares (principal causa de muerte prematura en los países industrializados)."(7)

    Históricamente, el compositor Federico Chopin reveló, precozmente, una genialidad para la música y se torno uno de los más celebres compositores del periodo Romántico, dejando una obra artística profunda, sólida, cargada de emotividad y sutil belleza. Entretanto, llevó una vida, hasta cierto punto, desarreglada, que, aliada a una salud frágil, hizo que tuviese una desencarnación a los 39 años. En la década de los 30, Chopin inicia una aproximación espiritual con la médium Yvonne Pereira, dejando una profunda marca en la vida de esa notable espirita, registrada en su obre "Descubriendo el Invisible". Las consideraciones tenidas por Ivonne merecen profunda meditación, pues, para ella, "Chopin reveló que su misión fallo, en parte, por haber dado atención, de modo exclusivo, al campo artístico, olvidando de desenvolver, de modo más pleno, el amor a si mismo y al semejante, por tanto, su entrega, sin aversión, a las costumbres y excesos de la época, ocasionó su muerte prematura, lo que le valió la situación, que denominamos de suicida inconsciente en el Mundo Espiritual." (8)

    Concebimos que muchas situaciones, que denominamos de infelicidad, según rendidas interpretaciones, cesen con la vida física y encuentran su compensación en la vida más allá del túmulo. ¿Será verdad eso? La Doctrina Espirita conceptúa la infelicidad bajo un prisma diferente , o sea: en el reverso del concepto de felicidad, esto es: infelicidad puede ser alegría, el placer, la vana agitación, la satisfacción loca de la vanidad, que hacen callar la conciencia, que comprimen la acción del pensamiento, que aturden al hombre con relación a su futuro. Es el opio del olvido que ardientemente procuramos conseguir." (9) A Dios no se engaña; no se huye al destino; no es que espiemos el placer del reposo ilusorio y nos deparemos emergiendo, de súbito, en la agonía de la verdadera infelicidad, en aquella que sorprende al alma fastidiada por la conciencia de culpa, por la indiferencia y por el egoísmo.

    En la vida, todo tiene nexo casual, esto es, una relación que une la causa al efecto, lo que equivale a afirmar que el acaso no debe constar en el diccionario espirita. Por tanto, todos los dolores y sinsabores que nos alcanzan, analizándolos mejor, siempre encontraremos en ellos "la razón divina, razón regeneradora, y nuestros intereses representaran una consideración secundaria, que relegaremos al último plano." (10) muchas veces, "la muerte es preferible, aun mismo en una encarnación de veinte años, a esos desajustes vergonzosos [explican los Espíritus] que amargan las familias respetables, hieren el corazón de una madre, y hacen blanquear, antes de tiempo, los cabellos de los padres." (11) Aquel que desencarna en la flor de la vida no es una víctima de la fatalidad, pues Dios juzga que no le será útil permanecer, por más tiempo, en la Tierra.

    En verdad, la muerte prematura, tanto puede estar vinculada a un error grave de esta existencia, o por las faltas de la existencia pretérita. A ejemplo de las almas culpables, que transgredieron la Ley general que rige los destinos de las criaturas y retornan a la carne, para recomponer la conciencia ante el desliz, se encuentran, irrefutablemente, los ex suicidas (conscientes o inconscientes) que necesitan del contacto con los fluidos materializados del planeta, para rehacer la sutil estructura electromagnética de su cuerpo espiritual. Hay casos de desencarnaciones precoces que no están injeridos en el proceso de rescate del pasado delictuoso y configuran si, acciones meritorias de Espíritus misioneros que renacen para vivir pocos años en contacto con la carne en función de tareas espirituales relevantes. Es lo que afirma André Luiz: "Conocemos grandes almas que renacerán en la Tierra por brevísimo plazo, simplemente con el objetivo de acordar corazones queridos para la adquisición de valores morales, recobrando, luego después el servicio llevado a efecto, la respectiva presentación que les era acostumbrada." (12)

    a los espiritas, que ya comprenden la vida espiritual, ausculten su corazón, y vean a los viciosos, no como delincuentes, más si, como personas que se debilitaron ante la vida. "Y si pidiéramos a Dios para bendecirlos, sentiremos en nosotros los mismos consolación poderosa que hace secar las lágrimas, y esas aspiraciones seductoras, que nos muestran el futuro prometido por el Soberano Seños."(13)


    FONTES:
    (1)Estudio sobre Muerte de los niños en tierna edad y de los Jóvenes disponible en http://www.guia.heu.nom.br/muerte_de_niños_y_jóvenes.htm, acceso en 18-02-09
    (2)Kardec, Allan. Evangelio Según el Espiritismo, Río de Janeiro: Ed. FEB, 2001, Cap. V - Bien Aventurados los Aflitos
    (3)Kardec, Allan. El Libro de los Espíritus, Río de Janeiro: Ed FEB, 2001 cuestión n° 346 a 347
    (4)ídem:
    (5)Kardec, Allan. Evangelio Según el Espiritismo, Río de Janeiro: Ed. FEB, 2001,Cap. 5 - IV - Pérdida de Personas Amadas y Muertes Prematuras
    (6)ídem
    (7)Disponible en la web http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-89102001000600009
    (8)PEREIRA, YVONNE A. Devassando el Invisible. 6la Ed. Río de Janeiro: Ed. FEB, 1985
    (9)Kardec, Allan. Evangelio Según el Espiritismo, Río de Janeiro: Ed. FEB, 2001 Delfina de Girardin. (París, 1861.)
    (10)Kardec, Allan. Evangelio Según el Espiritismo, Río de Janeiro: Ed. FEB, 2001,Cap. 5 - IV - Pérdida de Personas Amadas y Muertes Prematuras
    (11)ídem
    (12)Xavier, Francisco Cândido. Entre la Tierra y el Cielo, dictado por el Espíritu André Luiz, Río de Janeiro: Ed FEB 1988 Xavier
    (13)Kardec, Allan. Evangelio Según el Espiritismo, Río de Janeiro: Ed. FEB, 2001,Cap. 5 - IV - Pérdida de Personas Amadas y Muertes Prematuras

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário