MENU

  • LEITORES
  • quinta-feira, 1 de outubro de 2009

    ¿SOMOS JUGUETES DE LA METERIA? (12.04.08)


    Traducido por: Merchita

    En el día 02 de julio de 1997, un equipo médico, liderado por el Dr. Ahmed Al Fadall, anunciaba la retirada de un feto, ya formado, del abdomen de Hicham Ragab, pesando dos quilos, con ojos, nariz, lengua, brazos y piernas, conforme la noticia vinculada en el periódico Correo Brasileño, de 03 de julio de 1997. la joven, de apenas 15 años, llegó al Hospital al - Demardache, quejándose de fuertes cólicos abdominales, lo que los médicos sospecharon tratarse de un tumor desarrollado en aquella región. Aparentemente, el feto, allí generado, seria el hermano gemelo de Ragab, aventuró el médico.

    Esa información nos remitió a un reportaje que habíamos leído en la antigua Revista Visión, en diciembre de 1986, que, entre otras cosas, dice: "Al ser internado en el sector pediátrico del Hospital de Bombay, en la India, acometido de una inflamación abdominal, un pequeño de cuatro meses fue sometido a una laparotomía (abertura quirúrgica de la cavidad abdominal) por un equipo médico, regida por el Dr. B. L. Chitalangia, y, en medio de la cirugía, los médicos encontraron nada más, nada menos, que un feto, pesando cuatrocientos gramos, de estructura anatómica con brazos y piernas, más desprovisto del cráneo."

    Para la Medicina, los hechos se constituyen como un probable proceso teratológico de procedentes rarísimos, visto que se caracteriza por una interrupción de la propia Naturaleza biológica de probables xilófago.

    ¿Cómo buscaremos una explicación espírita de estas "anomalías"? ¿Accidente en la estructura del conjunto genético? ¿El "acaso" satisface estas indagaciones?

    Evidentemente, las academias científicas no buscaron en la etiología de tales desarmonias genéticas las legitimas "raíces - causas", puesto que - y eso no es temerario afirmar- se restringen las ilaciones de la superficie, presas a los compendios académicos, atribuyendo tales insólitos fenómenos al fortuito accidente biológico.

    Para los hechos analizados bajo la óptica REENCARNACIONISTA, considerándose los principios de acción y reacción, la panorámica es otra: desequilibrados morales, suicidas, homicidas, viciados de todas las procedencias. Dilapidadores de lo bienes públicos, libertinos, calumniadores REAPARECEN en el escenario físico transportando mutilaciones y disturbios congénitos, para así reflejar las propias imperfecciones, tales como: hidrofelia, mongololismo, cancer, cardiopatías y todo un cortejo de infecciones. Son victimas e si mismo, con enfermedades que des estructurar el periespiritu, catalogables como procesos patogénicos retroactivos.

    Según el Dr. James Gleske, Director del departamento de Inmunología de la Facultad de Medicina del Nueva Yérsey, en los próximos años, centenar de millares de criaturas norteamericanas serán afectadas por la AIDS. Juntamente con los miembros de la Academia de Pediatra de Washington, Gleske afirma una de las principales causas de las criaturas ser portadoras del IHV es la vida promiscua que llevan sus padres, más allá de otros factores importantes como la transfusión de sangre, por ejemplo, en cuanto que en el caso especifico de los toxicómanos, el contagio es transmitido a través de las agujas de las jeringuillas infectadas del virus letal.

    Sobre la cuestión del contagio, que es real, urge algunas ponderaciones sobre el asunto, hasta porque, convenimos, nadie sufre consecuencias dolorosas sin que haya una causa, sin que haya trasgredido alguna de las inmutables leyes divinas, visto que, en los estatutos de Dios, no hay lugar para las injusticias. El buen sentido nos susurra que es inconcebible creer que un hijo deba ser apenado por los deslices morales de sus padres. En las defecciones de las vidas progresivas, encontraremos las raíces de las verdaderas causas, y el gran enigma del dolor se justificará aunque delante del preocupante cuadro en que millares de criaturas sean infectadas por el IHV:

    Cuando la Medicina desvendara la estructura funcional del periespiritu, y busque el conocimiento sobre la preexistencia de los Espíritus encarnados, encontrará la solución para muchos desafíos científicos, puesto que si tenemos una vida física solamente, y tan solamente una existencia, nuestra visión, sobre la Justicia Divina, se torna excesivamente humillada.

    ¿A propósito, como explicar extraordinarios hechos de criaturas precoces, "superdotadas"? ¿Verdaderos virtuosos de la música, de la pintura artística, de las ciencias etc., diríamos que eso depende del organismo? Esa seria, entonces, una doctrina monstruosa y amoral. El hombre no es más que una maquina, juguete de la materia. Atribuir tales fenómenos a un ocasional privilegio biogenético es, en lo mínimo, insensato. Admitamos al contrario, una sucesión de existencias anteriores progresivas y todo estará explicado, conforme la Justicia Divina. Ahora, visto por el ángulo verdadero, inferimos que en esas múltiples experiencias se forman los genios-mirins.

    Al termino de nuestros argumentos, sugerimos: o la Ciencia se rinde, de una vez, a la lógica de los hechos imbatibles que el espiritismo desvenda y esclarece de forma tan traslucida, o quedará a la retaguardia para la explicación de intrincados problemas, que se constituyen verdaderas barreras, casi intraspasables, por la aun no preparada y escrupulosa investigación científica en el campo de la REENCARNACIÖN.

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário