MENU

  • LEITORES
  • quinta-feira, 1 de outubro de 2009

    REFLEXIONES CARA A LA SUPERPOBLACIÓN (17.06.08)


    Traducido por: Merchita

    El problema de la superpoblación comenzó a causar preocupación en el siglo pasado y se torno un problema en este siglo. Estamos viviendo uno de los momentos más críticos de la historia de la sociedad terrena, enfrentando una época en que la humanidad precisa escoger su porvenir. Hasta porque, somos un aglomerado de seres humanos con un destino común. Por eso, urge potencializarnos para sumar esfuerzos para generar una sociedad comprometida con la sustentabilidad global, basada en el respeto por la naturaleza, en los derechos universales, en la justicia económica y en una cultura de desapego y de legítima fraternidad.

    Estamos experimentando una explosión demográfica sin precedentes en la zona urbana. Hace poco más de dos siglos, apenas, el 3% de la población mundial vivía en ciudades. De acuerdo con estimativas de las Naciones Unidas, por primera vez en la Historia, el numero de personas que viven en áreas urbanas ultrapasará al de moradores en el campo. Estudios apuntan que, en las próximas décadas, prácticamente todo el crecimiento poblacional del planeta ocurrirá en las ciudades, más que vivirán siete, de cada diez personas, en el 2030.

    Se estima la edad del hombre moderno en 130.000 años. La agricultura y la vida sedentaria, que permitieron vivir en aldeas o villas, existe hace, apenas, 11.000 Años. Ciudades, de la forma que las conocemos hoy, solo aparecieron 5.500 años después, en Mesopotamia y en el valle del Rió Nilo, en Egipto. Según estudiosos, el lugar que mejor resume la urbanización, en la escala global, es la metrópolis (1) Uno, de cada 25 habitantes del planeta, vive en una de las metrópolis existentes. (2) Nuestros países más industrializados, a supremacía numérica de los moradores de las ciudades es un hecho consolidado desde los años 50.

    Actualmente, 48% de la población mundial moran en las grandes ciudades. En el 2030, la población urbana va a superar los 5 billones. Siete personas, cada vez, estarán morando en una de esas magalópeles, provocando mudanzas- no para mejor - del sistema de vida de la población. Estudiosos afirman que las magalópeles serán enormes regiones ínter ligadas, súper pobladas, que englobaran ciudades vecinas y, en las cuales, más de la mitad de la población se concentrará en barracones de miseria, chavolas, "barracones".

    Por tanto, según las proyecciones demográficas, de aquí a dos décadas, las metrópolis se estructuraran con centros lujosos y ultra modernos, habitados por una clase poderosa y rica, más rodeados, de lo mejor, sitiados por enormes extensiones de chavolas, de marginados, como ya se pudo percibir, aunque en cantidades aun reducidas, en las actuales metrópolis de Río de Janeiro y San Paulo.

    Familias enteras cohabitaran en caseríos o en áreas de pocos metros cuadrados, conviviendo en una promiscuidad, que podrá traer, de vuelta, las epidemias de dolencias ya combatidas o vencidas, como la cólera, la hepatitis y otras tantas dolencias infecto contagiosas. Más allá de eso, habrá mucho desempleo y vida precaria, tornando a la convivencia aun más complicada de lo que ocurre en las actuales chavolas. Tóquio, con perspectiva de 37 millones de moradores, será la mayor Megalópolis del planeta.

    Los gobiernos actuales, ya en la realidad actual de las metrópolis, no consiguen crear los servicios necesarios para una vida humana decente. El crecimiento desordenado de la población, el desempleo estructural, la pobreza, la miseria, la exclusión social, la falta de atendimiento a las necesidades básicas, el no reconocimiento de los derechos del ciudadano, el decrepito a los derechos humanos, la facilidad de acceso a las drogas y a las armas, la falta de Dios en los corazones, la influencia nociva de la televisión, y el uso abusivo de bebidas alcohólicas, favorecerán todo tipo de violencia que se pueda imaginar.

    Actualmente, ya tenemos noticias de varias formas de violencia que viene ocurriendo, principalmente en el receso de la familia, como asesinatos, malos tratos a la mujer, malos tratos a los hijos, violencia sexual, violencia psicológica, amenazas, palabras de bajo calidad. Etc. La prevención y el control de la violencia, entre consanguíneos, es un problema de salud espiritual y la epidemia que más crece en el mundo es la violencia provocada por el hombre contemporáneo.

    En ese tratado de violencia global, hay un síndrome perverso, en que los beneficios del desenvolvimiento no están siendo divididos equitativamente y el foso entre afortunados y desheredados (ricos por pobres) está aumentando. Esa tendencia es extremamente peligrosa, más podemos evitarla. Caso contrario, las bases de seguridad global estarán seriamente amenazadas, mucho más de lo que ya lo están. Tenemos el conocimiento y la tecnología a nuestro favor, necesarios pará sustentar toda la población, equilibradamente y reducir impactos de agresión al medio ambiente, hasta porque, los desafíos ambientales económicos, políticos, sociales y espirituales están interligados, y, juntos, podemos crear, de inicio, soluciones emergentes, para que evitemos el caos absoluto en poco tiempo.

    A rigor, de esas cuestiones sobre crecimiento demográfico, uso y utilización de los bienes terrenos, desigualdades sociales, derecho de la propiedad, justicia, amor y caridad, como tantas otras más, de cuño eminentemente social, son temas doctrinarios. El Espiritismo, eminentemente moralizados, comparece, objetivando educar al hombre como espíritu inmortal, regido por el libre albedrío y por la ley de causa y efecto, con responsabilidades y culpas intransferibles, adquiridas en las sucesivas encarnaciones.

    La Doctrina Espirita aunque comprenda y explique muchos fenómenos sociales y económicos, a través de la tesis reencarnacionista, es revolucionaria, porque propone cambios estructurales del ser humano; no contemporiza con la concentración de riqueza y con la ausencia de fraternidad, que significan la manutención de privilegios y de excesos en el uso de los bienes, de las riquezas y del poder de unos pocos en detrimento del infortunio de la mayoría. El más amplio sentido de la Justicia Social, según la visión del espiritismo, es la que está gravada en el escriño de la conciencia humana, que estimula al hombre a cumplir sus deberes honestamente y a proteger sus derechos, respetando los derechos ajenos. Urge que se cree una mentalidad crítica, que permita establecer nuevos comportamientos con foco en la solidaridad. La sociedad debe formatear nuevos modelos de convivencia lastrados en la fraternidad y en el amor. A falta de percepción de la interdependencia y complementariedad, entre los individuos, genera una visión individualista, materialista, separatista.

    Sabemos de las cuantías exorbitantes, en dinero, que son gastadas en la producción de armas, por los países subdesarrollados, para fomentar guerras. Tenemos conciencia de que el montante monetario destinado a la guerra seria suficiente para aminorar o erradicar la pobreza humana en pocos años. ¿Como modificar este panorama de desigualdades e inseguridad? ¿Cómo disminuir continuamente la manifestación de la violencia en sus más diversas usanzas? Creemos que el desenvolvimiento de una cultura de amor y fraternidad con base en el Evangelio es punto relevante para las denominaciones políticas, filosóficas y religiosas comprometidas con la conquista definitiva de la paz entre los hombres en el planeta.


    FONTES:
    (1)Ese es el nombre que se da a los aglomerados urbanos con más de 10 millones de habitantes.
    (2)Lista de las mayores megalópoles del globo
    Bos-wash (El nombre viene de Boston a Washington, DC; Localización: nordeste de Estados Unidos; Población: cerca de 50 millones de habitantes; Metrópolis abrangentes: Boston, Nueva York, Filadélfia, Baltimore y Washington, DC.)
    Chippits (Localización: al norte de Estados Unidos, en la región de los Grandes Lagos; Población: equivalente a la de Bos-wash; Metrópolis abrangentes: Chicago, Pittsburgh, Cleveland y Detroit;)
    Tokkaido (Localización: sudeste de Japón; Población: cerca de 45 millones de habitantes; Metrópolis abrangentes: Tokyo, Kawasaki, Nagoya, Quioto, Kobe, Nagasaki y Osaka;)
    Río-São Paulo (Localización: Sudeste de Brasil, Población: 43 millones de habitantes; Metrópolis abrangentes: São Paulo, Río de Janeiro, Campinas y Santos;)
    Renana (Localización: Europa occidental, junto al valle reno; Población: cerca de 33 millones

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário