MENU

  • LEITORES
  • quinta-feira, 1 de outubro de 2009

    PELIGRO DEL COMPORTAMIENTO SEXUAL ANTE EL FANTASMA DEL SIDA (31.01.09)


    Traducido por: Merchita

    Sin proponer argumentos basados en la desgastada retorica puritana, en torno del tema peligro del comportamiento sexual, recurrimos a las enseñanzas del Espíritu Emmanuel que nos invita a la educación racional sin viejos libelos y prohibiciones. Elucida el bondadoso hermano espiritual sobre el comportamiento digno en relación a nosotros y al prójimo, invitándonos a la fuga de los impulsos desgobernados, a controlar más las tendencias, sin embargo, sin abstinencia impuesta por el falsísimo moralismo teórico [que ha provocado violencia en la conciencia humana sin despertarla para la sublimación] (1)

    A rigor, sexo, en esencia, es espíritu y vida al servicio de la felicidad y de la armonía de nosotros mismos. Consiguientemente, reclama responsabilidad y discernimiento, donde y cuando se exprese. "Por eso mismo, hombres y mujeres precisan y deben saber lo que hacen con sus energías genésicas, observando como, con quien y con cual finalidad se sirven de semejantes recursos, entendiendo que todos los compromisos en la vida sexual están subordinados a la Ley de Causa y Efecto; y, segundo ese exacto principio, todo lo que demos al otro, en el mundo afectivo, el otro también nos lo dará." (2)

    Se sabe que la adolescencia es una fase repleta de encantos y fascinación en la existencia física, todavía, es compuesta de inexperiencias. Con el pasar del tiempo, el joven sumerge en el mundo emotivo, descubriendo la propia sexualidad y la de su prójimo. En ese trayecto, la curiosidad ejerce influencia soberana sobre el mundo mental y los deseos exorbitan a los justos limites del cuerpo, en forma de ansiedad, casi siempre mal contenida y que se sobrepone a la razón. No teniendo una formación ética bien consolidada, el joven tiende a rumbear para la iniciación vulgar, bajo riesgos de contaminarse con innumerables enfermedades, particularmente el AIDS, con todo un cortejo de secuelas. Resultado: hoy existe un emergente perfil de paciente que busca el consultorio de los profesionales en infectologia: son jóvenes con menos de 25 años que, embalados por el alcohol y drogas, se dejan llevar por la práctica sexual promiscua y se contagian con HIV, (3) razón por la cual, esos pacientes son los personajes más frecuentes en los consultorios de los grandes infectologistas brasileños. Se sabe actualmente que las drogas que apalancan el comportamiento sexual promiscuo - tanto de homosexuales como heterosexuales- pueden ser pesadísimas. Más allá de de la famosa cocaína, se consume excesivamente, la llamada especial K, un anestésico usado en equinos con efecto alucinógeno arrebatador. Otra droga que comienza a despuntar en Brasil el cristal, un derivado de la anfetamina, y muy común en las fiestas gais. En los Estados Unidos, donde su uso está ampliamente diseminado, el cristal es el blanco de El cristal es el blanco de antiaids de campañas para favorecer, de campañas para favorecer, enormemente, el sexo sin protección. La AIDS (4) es considerada una dolencia crónica. Una persona infectada por el HIV puede sobrevivir con el virus por un determinado tiempo, sin presentar cualquier síntoma de la dolencia y, hasta, algunas veces, prolongarse por un largo periodo, sin que la dolencia se manifieste. Un estudio realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de San Paulo, revela que 44% de los brasileños, recién diagnosticados con HIV, solo descubren que están infestados después de los primeros síntomas de la dolencia. Por término medio, de los primeros síntomas que usted contagia a las señales propiamente de la dolencia, transcurren siete años. Esto significa que, a lo largo de todo ese periodo, hombres y mujeres infestados pueden poner en riesgo la vida de otras personas además de la suya.

    Diferentemente de lo que acontece con otras enfermedades, ha sido repetidamente enfatizado que la AIDS no ofrece a sus víctimas cualquier esperanza de cura y su incurabilidad se torna un punto central en, prácticamente, todas las concepciones populares más básicas de la dolencia como un todo. ¡Es un hecho! Con el colapso del sistema inmunológico, se irrumpen dolencias oportunistas (5) y tumores que pueden aniquilar, mortalmente, al paciente y, tratándose del tema AIDS, siempre es oportunismo recordar que no hay, aun en la Tierra, cualquier posibilidad de cura conocida. Por tanto, no habiendo cura o vacuna contra los agentes infectantes, la preocupación tiene un aspecto fundamental, concretamente, las prácticas de relaciones sexuales responsables.

    Tratándose de los toxico dependientes, los programas de cambio de jeringuillas son posibilidades de prevención.

    En Brasil, estadísticas confirman que aproximadamente, un millón de personas, en la faja etaria de 15 a 49 años, están contaminadas con HIV, de acuerdo con la estimativa de la Organización Mundial de la Salud, AUNAIDS. Se calcula más de quince mil personas infestadas, por día, en todo el mundo, principalmente en África (datos de 08 años atrás); más de treinta millones están actualmente, infestadas, por día, en todo el mundo, principalmente en África (datos de hace 08 años atrás) más de treinta millones están, actualmente, infestadas y tres millones mueren cada año.

    El gran dilema moderno es que muchos jóvenes han subestimado los efectos del "coctel anti-HIV" y acreditan que pueden tratar la AIDS como un mal cualquiera, aunque crónico, sin embargo, sin importancia alguna. En que pese a todos los progresos de las síntesis farmacológicas, convivir con el HIV no es tan tranquilo como se supone. Aun no se sabe el grado de eficacia del uso profiláctico del coctel por quien se expone sexualmente al HIV. No hay un estudio - digamos - con una base conclusiva sobre el asunto. Por tanto, recurrir a los remedios antiaids no es tan simple tomar una píldora para el dolor de cabeza. Los remedios, para producir relativos efectos, deben ser tomados a raya, sin embargo, siempre presentan efectos colaterales desagradables, hasta porque, la cantidad puede llegar a nueve comprimidos diarios. De este modo, el buen sentido nos susurra que lo ideal es no tener que tomarlas. Mucho mejor, es tener responsabilidad en el comportamiento.

    El AIDS aflige no solo por la repercusión física que promueve, más, principalmente, cara al preconcepto social. La cuestión de esa patología tiene que provocar reflexiones para ser avalada y comprendida en su expresión necesaria. Según especialistas, (6) "el AIDS va a matar cerca de 70 millones de personas en los próximos 20 años si el mundo no intensifica sus esfuerzos para combatir la dolencia". (7) Desde que fueron diagnosticados los primeros casos de problemas in comunes en el sistema inmunológico (después atribuidos al virus HIV), en 1981, la AIDS ya mató más de 20 millones (y dejó, por lo menos, 14 millones de huérfanos). (8) El mundo tiene que invertir entre $7 mil millones de los EE.UU. y $10 mil millones, por año, para combatir el AIDS, de acuerdo con los objetivos. (9) Esos argumentos también son corroborados por el Director de Medicina Internacional de la Universidad de Cornel, Nueva York, el Warrem Johnson Jr. infectologistas.

    "Actualmente, se comenta la posibilidad de la legalización de las relaciones sexuales libres, como si fuera justo escoger compañías, apenas, para la satisfacción del impulso genésico, cual instrumento de cambio o individuo descartable. Relaciones sexuales, no en tanto, envuelven conciencia y responsabilidad." (10) Estudios actuales hacen referencia a la terminología comportamiento de riesgo y no más riesgo en el grupo. Los vectores de los riesgos en el potencial son los siguientes: práctica sexual (homo o heterosexual) con persona infestada, sin el uso de preservativo; compartimiento de jeringuillas y agujas, principalmente, en el uso de drogas inyectables; transfusión de sangre contaminada por el HIV; reutilización de objetos, perforo-cortantes con presencia de sangre o fluidos contaminados por el HIV.

    Sobre la cuestión del uso de preservativos, hacemos aquí un paréntesis. En el libro Luz en la Mente, de nuestra autoría, recordamos que "hay pesquisas que intentan comprobar que los espermatozoides consiguen atravesar orificios o fisuras microscópicas en los "preservativos" con frecuencia suficiente para causar "gravidez". Por eso muchas veces los "preservativos" son métodos ineficaces en la prevención de gravidez. (11) Ahora, al juzgarse esa constatación como verdadera, considerándose que el virus del AIDS tiene una dimensión menos que los espacios intermusculares que de látex, materia prima de los preservativos, de que forma podría una camisa - de - Venus impedir el traspase del HIV? Por eso, es importante dudar de la eficiencia 100% (cien por cien) del preservativo al contagio de la AIDS, que cada vez aumenta más.

    No obstante a las históricas advertencias, el comportamiento sexual ha sido factor de indigencias psicológicas, par pasando del ultraje al pudor por la imposición de las convenciones sociales, como una exigencia del placer, en perjuicio del sentimiento espiritual.

    El temido virus destruye, invariablemente, el sistema inmunológico, motivo por el cual los responsables por los programas de prevención, del Gobierno, precisan promover proyectos educativos más racionalizados y, suficientemente eficaces, al revés de endosar aventura permisiva "protegida" por la supuesta eficacia de los "preservativos". ¿De qué manera? ¡Usen el buen sentido! A la medida que la individualidad evoluciona, pasa a comprender que el sexo requiere el impositivo del discernimiento y responsabilidad en su aplicación y que por eso mismo debe ser controlado por valores morales que garantizan un empleo digno, sea en la creación de formas físicas, sea en la artística, cultural, comportamental, propiciando la elevación espiritual del ser humano y, consecuentemente, la evolución del Planeta. El Evangelio preconiza que la vía preventiva contra la AIDS es el comportamiento saludable, la reforma moral, el respeto al sentimiento del prójimo y la fidelidad conyugal. Con la sexualidad no se juega. ¡Por eso, solo la conducta cristiana, en ese contexto determinará, en plenitud, la inmunización ABSOLUTA!


    FONTES:
    (1)Xavier, Francisco Cândido. Vida e Sexo, Rio de Janeiro: Ed FEB, 1998
    (2)idem
    (3)HIV- esta sigla é proveniente do inglês - Human Immunodeficiency Virus.
    (4)sigla AIDS, Acquired Immune Deficiency Syndrome, que em português quer dizer Síndrome da Imunodeficiência Adquirida. Ou seja, a imunodeficiência é a inabilidade do sistema de defesa do organismo humano para se proteger contra microorganismos invasores, tais como: vírus, bactérias, protozoários, etc., pois o HIV destrói os linfócitos - células responsáveis pela defesa do nosso organismo
    (5)As doenças oportunistas são doenças causadas por agentes, como vírus, bactérias e parasitas, que são comuns porém normalmente não causam doença ou provocam apenas doenças moderadas, devido à resposta imunitária eficiente, mas no doente com AIDS, manifestam-se como doenças potencialmente mortais
    (6)Peter Piot, quando na condição de diretor-executivo da Unaids, órgão da ONU, responsável pelo combate à doença adverte: "Ainda não alcançamos o ponto máximo da epidemia, que não tem precedentes na história da humanidade." Segundo Piot , nas próximas décadas, estima-se que "70 milhões de pessoas perderão a vida caso os países ricos não se unam contra a AIDS.

    Um comentário:

    1. Encontré esta información interesante que me parece deben leer y de esta manera puedan ayudar a las personas que tienen adiccion a estas drogas, ya que según indica findrxonline es muy peligrosa. Miren las diferentes cosas que ocasiona esta droga :
      1. La cocaína es una droga que se extrae de un arbusto que crece en Sudamérica llamado Eritroxilon coca. Pertenece a la familia de drogas estimulantes ya que actúa sobre el Sistema Nervioso Central activándolo.
      2. La cocaína que se ve en la calle realmente es 'Clorhidrato de cocaína' y tiene forma de polvos blancos que se inhalan o inyectan. El gramo suele costar alrededor de 20 pesos.
      3. El CRACK es clorhidrato de cocaína alterado mediante un proceso químico sencillo para obtener una especie de cristales o 'rocas' que al calentarlas crepitan y permiten aspirar sus vapores o humos.
      4. Tanto la cocaína como el crack son drogas que generan adicción. El crack, además produce comportamientos compulsivos para tomarlo ya que genera una gran necesidad en el organismo.

      ResponderExcluir