MENU

  • LEITORES
  • quinta-feira, 1 de outubro de 2009

    EL EVANGELIO COMO EL MÁS PODEROSO ELIXIR PARA LA REDENCIÓN SOCIAL (24.08.08)


    Traducido por: Merchita

    Investigadores proyectan un drástico cuadro de hambre generalizada, por la escasez de comida, para el año 2050, cuando seremos 9,2 billones de personas encarnadas.
    Actualmente, ha ganado un nuevo descanso en el ambiente intra académico en la escuela de los neomalthusianos. (1) había cerca de 1,5 billones en la época de Kardec y se estima que atenderemos, por lo menos, a 11 billones de aquí a cien años. Muchos creen que la matriz de la cuestión es el exceso de habitantes, viviendo en un medio ambiente bastante degradado.
    Todos los absurdos de las teorías sociales provienen de la ignorancia de los hombres, relativamente de la necesidad de su cristianización. Nunca tuvimos tanta capacidad de proporcionar bienestar, casa, educación y alimento a todos, sin embargo nunca tuvimos tantos desabrigados, hambrientos, y, principalmente carentes de educación.
    Dios nos dio inteligencia, raciocinio y razón, justamente para enfrentarnos a los innumerables desafíos sociales. Vivimos en un momento de transición que, tal vez, no sean encontradas las soluciones ideales para el problema del hambre y, quizás, para otros igualmente cruciales, más, tenemos que luchar, estoicamente, para encontrar las mejores alternativas posibles. La ciencia, que fertilizó la tierra, controló pestes y reinventó simientes, habrá de relacionarse, una vez más, con la naturaleza y obtener nuevos resultados para la humanidad del futuro. Tendrá que retirarnos del atolladero de la posible escasez de alimentos. Hasta porque, Dios se manifiesta entre la población creciente y los medios de subsistencia". (2)
    Tenemos tarea intransferible en la Tierra, fuente de manutención de nuestra existencia, competiéndonos el buen servicio de cultivar y perfeccionar el trato del suelo, bajo nuestra administración transitoria, "por cuanto, es en la oficina del orbe donde nos preparamos, de modo general, para nuestro futuro infinito, lleno de belleza y de realizaciones definitivas en el plano eterno".(3) El medio ambiente en que renacemos, muchas veces, es proceso de probación y expiatorio; con poderosas influencias sobre nuestra personalidad, razón por la cual, "se hace indispensable que el corazón esclarecido coopere en su transformación para el bien, mejorando y elevando las condiciones materiales y morales de todos los que viven en su zona de influenciación".(4)
    Es triste la constatación, sin embargo, de que, hoy, cada cinco segundos, (eso mismo, cinco segundos) muere una criatura en la Tierra a causa de problemas provocados por la carencia de calorías y de proteínas mínimas de sobrevivencia. Es drástico que la humanidad, en medio de progresos estupendos, como la capacidad de excavar el suelo de otro planeta en busca de vida, sea aun asombrada por el fantasma del hambre. En el 2015, la población mundial tendrá cerca de 600 millones de bocas, más, para alimentarse. La pobreza, la miseria, la guerra, la ignorancia, como otras calamidades colectivas, son enfermedades del organismo social, debido a la situación de prueba de casi la generalidad de sus miembros. "Cesada la causa patogénica con la iluminación espiritual de todos en Jesucristo, la molestia colectiva estará eliminada de los ambientes humanos". (5)
    Es innegable la fuerza avasalladora del progreso, sea en el campo tecnológico, en el pensamiento académico, en la ética, en la filosofía etc. Las Experiencias de la genética sobre la clonación, los avances de la cibernética, los viajes espaciales, el dominio de los rayos láser, de las fibras ópticas, de los superconductores, de los microchips, etc., no nos conducirán a lugar alguno si no fueran determinados rumbos evangélicos en las conquistas tecnológicas.
    El hombre hizo varios viajes por el mundo externo. Sin embargo, aun no se capacitó para los viajes interiores de introspección, para auto descubrirse, saber de donde vino, a que vino y para donde va. El Hombre Tecnológico deambula por los caminos de la vida sobre despojos de sus angustias corrompidas. Sueña con los planetas, con las estrellas, las galaxias, sin embargo, niega, indiferente, un pedazo de pan o un plato de comida al hambriento que llama a su puerta o que le pide atención fraterna en las calzadas frias de la metrópolis. (6) en ese proscenio, amargamos los contrastes de una suprema tecnología en el campo de la informática, de la genética, de los viajes espaciales, de los supersónicos, al mismo tiempo en que tenemos, aun, que convivir con el melindroso hemorrágico, la fiebre amarilla, la tuberculosis, el AIDS, y con todo tipo de drogas (cocaína, heroína, skanc, éxtasi, o crack, etc.)
    Según datos de la UNICEF, 55% de las muertes de niños en el mundo están asociadas a la desnutrición, al hambre que debilita lentamente. Hay escenas, en la prensa, que nos entristecen profundamente, cuando buitres y niños disputan las sobras que encuentran en los terraplenes sanitarios. Como si no bastase, a la Organización Mundial de la Salud, OMS, la estimada existencia de 100 millones de criaturas viviendo en las calles del mundo subdesarrollado o en desenvolvimiento, de las cuales 10 millones viven en Brasil. La mayoría de esas criaturas abusa de las drogas, que las ayuda a negar sus infortunios, a huir de la realidad, a matar el hambre, y a olvidarse. En los mundos desarrollados también hay miseria. En las proximidades de Disneylandia, Tierra de Fantasía, criaturas, hijos de padres viciados en las drogas, sacan de la basura su sustento. Cuando no, abren latas desechadas en los basureros esparcidas por toda la ciudad repartidas por toda la ciudad a fin de complementar la estima familiar.
    Paradójicamente, pregonamos la paz, fabricando los cañones homicidas; pretendemos solucionar los problemas sociales, intensificando la construcción de cárceles y prostíbulos. "Ese progreso es de la razón sin fe, donde los hombres se pierden en la lucha sin gloria y sin fin". (7)
    Brasil puede tornarse el quinto mayor mercado consumidor del mundo en el 2030, ultrapasando a Alemania, a Gran Bretaña y a Francia. (8) Actualmente, el País desperdicia, aproximadamente, 500 billones de reales (1/4 del PIB - Producto Interno Bruto) por año. Es inaceptable que un País negligencia valores de tamaña proporción por los bienes y servicios producidos en un año, por invigilancia e insensatez de la sociedad de un modo general, y de las autoridades en el poder de fiscalización.
    Muchos de nosotros ya presenciamos, en las estradas brasileñas, el desperdicio de granos transportados en las carrocerías de los camiones que, en una rápida mirada de ojos, nos parece "Insignificante." Como si no bastase, hay, aun, el serio problema de estancamiento de granos, hecha de manera impropia en varios almacenes del planeta de lo que tenemos noticia, redundando en abultados prejuicios para las Naciones. ¿Hasta cuando?
    Cerca del 30% de los alimentos producidos por Brasil van a parar a las sobras, sin cualquier forma de aprovechamiento. Esa es la conclusión de un estudio realizado por la Asociación Plato Lleno (9) que visa combatir, al mismo tiempo, el hambre y el desperdicio de alimentos en los centros urbanos. (10) El proceso de perdida de productos tiene inicio luego después de la cosecha, en la zona rural. Muchos alimentos son encajetados sin cuidado y en recipientes no apropiados.
    Si fuese posible recuperar un cuarto de todo el desperdicio de las personas ricas, daría para alimentar 20 millones de personas miserables cada día. El desperdicio es una tragedia. Un estudio realizado hace diez años descubrió que los americanos tiran fuera 27% de la comida disponible para el consumo. ¡Son números asombrosos!
    ¿Cual es el mundo que dejaremos para las criaturas de hoy, para las que aun no nacieron? Según Erico Verissimo, el apóstol del amor no es el odio, más si la indiferencia. (11) La felicidad no puede existir, por cuanto, en la faz del orbe, porque, en su generalidad, las criaturas humanas se encuentran intoxicadas, y no saben contemplar la grandeza de los paisajes exteriores que las rodean en el planeta. (12) En la hora actual de la humanidad terrestre, en que todas las conquistas de la civilización se subvierten en los extremismos, el Espiritismo es el gran iniciador de la cuestión social, por significar el evangelio redivivo que las regiones literalistas intentan inhumar en los intereses económicos y en la convención exterior de sus prosélitos. (13)
    Por tanto, en esa conjetura, el mensaje de Cristo es el único elixir poderoso, el más seguro para la redención social, que habrá de penetrar en todas las conciencias humanas, sobretodo, en la de los políticos y gobernantes, a fin de que puedan incluir "compasión social" en sus pautas y agendas de trabajo en nombre del amor preconizado por Jesús.


    FONTES:
    1 En 1803, Thomaz Robert Malthus (1766-1834), economista ingles y al mismo tiempo religioso ligado a la Iglesia Anglicana, formuló celebre teoría económica, basada en observaciones tomadas en Noruega, Suecia, Finlandia, norte de Rusia, Francia, Suiza y en la propia Inglaterra, por la cual preconizaba abiertamente el control del aumento de la población.
    2 Kardec, Allan. O Livro dos Espíritos, RJ: ed FEB , 2001, questão 687
    3 Xavier, Francisco Cândido. O Consolador, Ditada pelo Espírito Emmanuel, RJ: Ed FEB, 2001, perg 92
    4 Idem perg.. 121
    5 Idem perg 55
    6 La descripción es horripilante. En los estertores de los primeros días, el hambre se come las fuerzas. Los movimientos se tornan lentos, no se duerme bien por la noche, solo se tiene deseos de comer. Cuando se quiere levantar hay que tener cuidado para no caerse. Los niveles de colesterol y triglicéridos quedan elevadísimos. Los niveles de glucosa y presión bajan. En esos instantes vivir, respirar, hasta aun mismo pensar es una carga. En las primeras semanas, el hambre pasa a ser una desesperación que transforma el cuerpo en el reino de la dolencia y del dolor. No sobra energía ni para las funciones básicas de las células. Viene la doble visión. El bomito de bilis amargas. No se escuch bien. Las piernas no se mueven más. Los brazos duelen. Los musculos, debiles, causan lesiones en el sistema nervioso. Es la muerte llegando...
    7 Xavier, Francisco Cândido. O Consolador, Ditada pelo Espírito Emmanuel, RJ: Ed FEB, 2001, perg 199
    8 Disponívelacessado 20-08-08
    9 Disponível em <>acesso 20-08-08
    10 Disponível em <> acessado em 06/12/2007
    11 Disponível < p="15">acessado em 11-08-08
    12 Xavier, Francisco Cândido. O Consolador, Ditada pelo Espírito Emmanuel, RJ: Ed FEB, 2001, perg 240
    13 Idem perg 59

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário