MENU

  • LEITORES
  • segunda-feira, 28 de setembro de 2009

    UNA VISIÓN ESPIRITA DE HOMOSEXUALISMO SIN EL DISIMULADO PURITANISMO CRISTIANO (21.04.06)



    Traducido por: Merchita
    E-mail: merchita926@telefonica.net

    Las múltiples experiencias humanas por la reencarnación y los repetidos contactos con ambos sexos proporcionan al espíritu las tendencias sexuales en la feminidad o masculinidad y este reencarna con ambas polaridades y se siente, algunas veces, contrariado por los impositivos de la anatomía genital y de la educación sexual que acoge en su ambiente cultural. Conforme a esas experiencias se inclinará para cualquiera de las dos opciones y lo ara no siempre de acuerdo con su aspiración interior, que podrá ser inversa lo que determina el medio socio cultural.

    Emmanuel enseña en la obra "Vida y Sexo" que el "Espíritu pasa por una serie inmensa de reencarnaciones, bien en la posición de femenina, o en la condición masculina, lo que sedimenta el fenómeno de la bisexualidad, más o menos pronunciado, en casi todas las criaturas. "(1) Más allá de eso, hay varios factores educativos que podrían contribuir para despertar en el individuo las tendencias sepultadas en las profundidades de su inconsciente espiritual. Y, aunque desempeñe papeles de acuerdo con su anatomía genital, y que su psiquismo se constituya de acuerdo con su opción sexual, podrá ocurrir que se despierte con deseos de tener experiencias con personas del mismo sexo. Tal hecho podrá tumultuarle la conciencia caracterizando, por aquel motivo, un trastorno psíquico emocional.

    La convivencia del espíritu con el sexo opuesto al que adoptó en cada encarnación, bien como aquellas en que ejerció su opción sexual, ira a plasmar en su psiquismo las tendencias típicas de cada polaridad. Explica Emmanuel: "La homosexualidad, también hoy llamada transexualidad, en algunos círculos de ciencia, definiéndose, en el conjunto de sus características, por tendencias de la criatura para la comunión afectiva con una u otra criatura del mismo sexo, no encuentra explicación fundamental en los estudios psicológicos que tratan del asunto en bases materialistas, más es perfectamente comprensible, a la luz de la reencarnación. (2)

    En la cuestión 202 de El Libro de los espíritus, Allan Kardec pregunta a los Espíritus: "El Espíritu errante como prefiere encarnar en el cuerpo de un hombre, o en el de una mujer?" "Eso poco importa ", respondieron los Benefactores, lo que lo guía en la elección son las pruebas por las que tenga que pasar" (3), esclarecen los Espíritus.

    La genética a intentado encontrar genes que explicaran la homosexualidad como siendo un desvió del comportamiento sexual. La psiquiatría intenta encontrar fermentos cerebrales que podrían influenciar en el comportamiento sexual. Algunos sexólogos, explican que es una preferencia sexual. Más la sed real del sexo no se halla en el vehiculo físico, sin embargo si en la estructura compleja del espíritu. Es por ese prisma que debemos encarar las cuestiones relacionadas con el sexo. "La colectividad humana aprenderá, gradualmente, a comprender que los conceptos de normalidad y de anormalidad dejan mucho de desear cuando se trate simplemente de señales morfológicas". (4)

    No podemos confundir homosexualismo con desvió de carácter, hasta porque los deslices sexuales de cualquier tendencia tienen diversas procedencias. Sus raíces genéticas pueden venir de profundidades íntimas insondables. "La propia filigénesis (5) del sexo, que comienza aparentemente en el reino mineral, pasando por el vegetal y el animal, para después llegar al hombre, presenta enorme variación de formas, inclusive la autogénesis [generación espontánea] de los virus y de las células y la bisexualidad de los hermafroditas" (6), para algunos pesquisadotes justifica el aparecimiento de desvíos sexuales congénitos.

    Con la liberación sexual y la ascensión del feminismo en la sociedad contemporánea, la tolerancia el homosexualismo aumento, permitiendo que una gran cantidad de personas que vivían en el anonimato se expresasen naturalmente. Chico Xavier explica, de forma clara, lo siguiente: "No veo personalmente cualquier motivo para criticas destructivas y sarcasmos incomprensibles para con nuestros hermanos y hermanas portadores de tendencias homosexuales, a nuestro ver, claramente iguales a las tendencias heterosexuales que señalan la mayoría de las criaturas humanas. En mis nociones de dignidad del espíritu, no consigo entender porque razón ese o aquel preconcepto social impide a cierto número de personas de trabajar y de ser útiles en la vida comunitaria, únicamente por el hecho de haber traído de la niñez características psicológicas y fisiológicas diferentes de la mayoría. (…) Nunca vi madres y padres, conscientes de la elevada misión que la Divina Providencia les delega, despreciar un hijo porque ha nacido ciego o mutilado. ¿Seria humana y justa nuestra conducta en padrones de menosprecio y desconsideración, ante nuestros hermanos que nacen con dificultades psicologías?" (7)

    La Doctrina espirita es libertadora por excelencia. Ella no tiene el carácter tacaño de imponer sus postulados a las criaturas, tornándolas infelices y deprimidas. La energía sexual pide equilibrio en el uso y no abuso o represión. La Doctrina Espirita no condena la homosexualidad, contrariamente, recomienda respeto y comprensión fraterna para los que tienen preferencias homo afectivas. Muchas veces, puede hasta ser alguien atendido por el apelo permisivo que estalla de las aguas tóxicas del exacerbado erotismo, sumado a los diversos incentivadotes pseudos científicos de la depravación, que pueden estar desestructurando su sincero proyecto de edificación moral, a través de una conducta sexual equilibrada (8) Por eso mismo, no puede ser discriminado, ni repudiado, pues lo demuestra Jesús cuando dijo: "aquel de entre vosotros que no tenga pecados, que tire la primera piedra"… (9)

    Como ya vimos con Emmanuel en el inicio de esta exposición, no hay masculinidad plena, ni plena feminidad en la Tierra. Tanto la mujer tiene algo de virilidad, como el hombre de feminidad. Antiguamente, la educación muy rígida y represiva contribuía para encuadrar al individuo hermafrodita , en su sexo natural.

    Asumir la homosexualidad no significa enterrar en un universo de actitudes extremadas y desafiantes ante su grupo de relacionamiento familiar o profesional, "más si hacer un profundo ejercicio de auto aceptación, serenarse por dentro, con el fin de poder reconocer ante si mismo y todo su circulo de amigos y parientes que vives un situación conflictiva. El verdadero desafió es la construcción interna para superar los deseos. Y no nos estamos aquí refiriendo exclusivamente al deseo sexual y si a toda especie de deseos que comandan las vidas de las criaturas. "(10)

    Emmanuel enfatiza que : "El mundo ve, en la actualidad, en todos los países, extensas comunidades de hermanos en apariencia de esa especie [homosexual], sumando millones de hombres y mujeres, solicitando atención y respeto, en base a la igualdad debidos a las criaturas heterosexuales." (119 el homosexualismo no debe, pues, ser clasificado como una psicopatía o comportamiento merecedor de discriminación o medidas represivas.

    El homosexual, especialmente o "Transexual", merece toda nuestra comprensión y ayuda, para que el pueda vencer su lucha de adaptación al nuevo sexo adquirido con el renacimiento.

    Otra cuestión extremamente controvertida, par muchos cristianos, es la posibilidad de la unión estable [casamiento] entre dos personas del mismo sexo. Ante la miopía preconcebida del falso puritanismo religioso de la indiscutible mayoría de los cristianos supuestamente "puros", eso es una blasfemia. Esto torna el tema bastante complejo, y no osaríamos opinar con la palabra definitiva. [Estamos abiertos a discusiones] Sin embargo, después de reflexionar bastante sobre el asunto y, sobretodo, teniendo como aliciente las opiniones de Chico Xavier, entendemos que la unión estable [casamiento] entre homosexuales es perfectamente normal. ¡Si!

    Solo conseguiremos entender mejor la cuestión homosexual después que estuviéramos libres de los preconceptos que nos acompañan hace muchos milenios. Nos aventuramos afirmar que la legalización del casamiento entre dos personas del mismo sexo es un avance de la sociedad, que está apenas regularizando lo que de hecho ya existe.

    ¿Seria licito a dos personas del mismo sexo vivir bajo el mismo techo, como marido y mujer? A propósito, investigando fuentes sobre esta misma pregunta encontramos en la Pagina espirita la respuesta de Emmanuel: "A esta pregunta el Codificador de la Doctrina Espirita formulo la Cuestión 695, en el Libro de los espíritus, con las siguientes palabras: ¿El casamiento, quiere decir, la unión permanente de dos seres, es contraria a la ley natural? Los orientadores de los fundamentos de la Doctrina Espirita respondieron con la siguiente afirmación: "es un progreso en la marcha de la humanidad" Los amigos encarnados en el plano físico con la tarea de sustentar y celar por el Cristianismo Redivivo, en la Doctrina Espirita, están aptos al estudio y conclusión del texto en examen. " (12) (grifamos)

    Tanto el homosexual como el heterosexual deben buscar su reforma interior, no cediendo a los arrastramientos provocados por los impulsos instintivos y sensuales.

    Recordemos, lo que es ilícito o apto, también lo es al homosexual. Ambos precisan "distinguir en el sexo la sed de energías superiores que el Creador concede a la criatura par equilibrarle las actividades, sintiéndose en el deber de resguardarlas contra los desvíos susceptibles a corromperlas. El sexo es una fuente de bendiciones renovadoras del cuerpo y del alma" (13)

    Es necesario, por tanto, reconocer que al ser identificados las inclinaciones homosexuales de las personas en esa dimensión de prueba o expiación, es imperioso se les ofrezca el amparo educativo pertinente, en las mismas condiciones que se administra instrucción a la mayoría heterosexual de la sociedad. Aseguramos, al fin, que estas ideas podrán llevar, a cuantos las lean, a meditar, en definitiva, sobre el asunto, recordando que el homosexualismo transciende en asimismo a simple cuestión de permuta sexual.


    Jorge Hessen
    E-Mail: jorgehessen@gmail.com
    Site: http://jorgehessen.net

    FONTES:
    (1) Xavier, Francisco Cândido. Vida y Sexo, Dictado por el Espíritu Emmanuel, Río de Janeiro: Ed FEB, 2001.
    (2) Xavier, Francisco Cândido. Vida y Sexo, Dictado por el Espíritu Emmanuel, Río de Janeiro: Ed FEB, 2001.
    (3) Kardec, Allan. El Libro de los Espíritus, Río de Janeiro: Ed. Feb, 2000, perg. 202
    (4) Xavier, Francisco Cândido. Vida y Sexo, Dictado por el Espíritu Emmanuel, Río de Janeiro: Ed FEB, 2001.
    (5) Filogenia (historia evolucionária de las especies) se opone a la ontogenia (desarrollo del individuo desde la fecundación hasta la madurez para la reproducción.)
    (6) Disponible en visitado en 21/04/06
    (7) Publicada en el Periódico Hoja Espirisista del mes de Marzo de 1984
    (8) La recomendación del Espiritismo para el respeto y la comprensión para con los hermanos que transitan en condiciones sexuales inversivas (homossexualismo) ocurre en función del sentimiento de fraternidad o caridad que debe presidir la relación humana, pero igualmente por el hecho de que ninguno de nosotros tiene autoridad suficiente para condenar quienquiera que sea, pues todos tenemos dificultades morales y o/materiales graves que necesitan de educación.
    (9) João, cap. VIII, vv. 3 la 11
    (10) Disponible en visitado en 21/04/2006
    (11) Xavier, Francisco Cândido. Vida y Sexo, Dictado por el Espíritu Emmanuel, Río de Janeiro: Ed FEB, 2001.
    (12) Publicada en el Periódico Hoja Espirisista del mes de Julio de 1984.
    (13) Xavier, Francisco Cândido. Conducta Espirisista, Dictado por el Espíritu André Luiz, Río de Janeiro: Ed FEB, 2001

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário