MENU

  • LEITORES
  • terça-feira, 29 de setembro de 2009

    LA DOCTRINA DE LOS ESPÍRITUS SIN JESÚS NO TIENE SENTIDO (23.01.08) .....


    Traducido por: Merchita

    Tocamos una vez más la cuestión sobre el maltratadísimo soniquete de los que intentan expulsar a Cristo de la Doctrina Espirita, para transformarla, ¡pásmense! - en una especie de academia de "doctores anti místicos". Vuelvo al tema, porque tales cofrades se han colocado como victimas con la mala costumbre de ahuyentadores del Maestro Mayor de las huestes doctrinarias. Torpes, cabalgan, suspirando la falacia de que peregrinan al calvario de la xenofobia contra ellos.

    Es evidente que hay un extrañó movimiento de algunos cofrades, para expulsar a Jesús del Espiritismo o, por lo menos, reducirlo a la mera figura de segundo escalón en el ideal espirita, iniciativa infeliz que tropieza con el firme convicción del propio Kardec, que reconoce como la figura más importante de la Humanidad.

    Los discípulos de Angeli Torterolli (aquel que insulto varias veces a Becerra de Menezes en el siglo XIX, en la célebre lucha entre "místicos y científicos"), en los días de hoy, algunos desentierran huesos y le rememoran el nombre como una de las figuras más expresivas (¿?) y desconocidos del movimiento espirita brasileño. Tales sepultureros, critican a Chico Xavier, a la FEB y a Emmanuel (con la afirmación de que, por haber sido el Padre Manuel de Nobrega,- estaba trayendo influencia católica) para el Espiritismo es, - ¡acrediten! - afirman que el "Kardec brasileño" era adorador de maria santíssima.

    y nunca abandonó su simpatía por el catolicismo. (¿¡) Ridiculizan, hasta, la figura del pionerisimo Olimpo Teles de Menezes, tachándolo de espirita-católico, pues, conciliaba los principios espiritas con algunos católicos.

    ¿Son poderosas las tinieblas? ¡Claro! Actualmente, esas tropas, disfrazadas de espiritas, infiltradas en el movimiento doctrinario brasileño, quieren separar la parte científica, filosófica, y religiosa de la Doctrina, afirmando que el Espiritismo no es religión, o sea, están queriendo colocar a Jesús como auxiliar del proyecto del Espiritismo.

    Las hordas de las religiones densas son poderosas y se "organizan", una vez que tienen, como meta, la retirada de Jesús de los estudios espiritas. Si consiguieran retirar a Cristo de la Doctrina Espirita, la casa espírita se transforma en escuela de fantoches de la ilusión, transformando en un circo, en una comedia! Si aboliéramos los estudios evangélicos del proyecto espirita, viraría en un negocio extraño, recordaba nuestro viejo Chico.

    Seamos lúcidos y francos: Sin Jesús, el Espiritismo deteriora y acaba haciendo coro con las sabias palabras de Chico Xavier, recordemos que el Maestro Jesús está en nuestra experiencia cotidiana. Tanto es verdad que en nuestras amarguras y sinsabores, el primer nombre de quien nos acordamos, capaz de proporcionarnos alivio y consuelo es Jesús. (…)

    En el filosofismo de esos obsesados, se usa el refuerzo de palabras huecas, a través de combinaciones de definiciones y conceptos que siempre giran en torno de un mismo eje, cual rosca sin fin, y sin avances efectivos. Cofrades esos, subyugados por astutos caballeros de las brumas umbralinas, atestan que Kardec excribió el Evangelio para apaciguar a los tologos, intentando una aproximación con la Iglesia (¡) en ese desenfrenado galope de raciocinio, irrespetan la seriedad del celebre Druida de Lyón. Atacan, la caballerosidad, el carácter incorrupto de Kardec y la firmeza de sus convicciones. El buen sentido nos susurra, obviamente, que los teólogos ortodoxos no quedaran satisfechos con el tercer libro del Pentateuco Kardeciano.

    ¿Piensan que solo es eso? ¡No, aun hay más! Entonces, veamos: pregonan, esos vanguardistas de la arrogancia, que es necesario actualizar y contextualizar el pensamiento del Codificador. Que los centros espiritas precisan transformarse en centros de cultura espirita, sin las ataduras de la religiosidad decrepita y ultrapasada.

    son, inequívocamente, androides de las tinieblas que esparcen las esdrújulas ideas: "Jesús es solamente el emerger de un arquetipo plasmado en el inconsciente colectivo". En ese arrobo del supremo reducionismo, atestan que, de todo cuanto la civilización cristiana retuvo de Jesús, en esos dos milenios, lo que hay muchos más es de mito. Ensucian nuestras mentes con afirmaciones de este orden: "Nuestro Jesús no es el mítico Gobernador del Planeta, aquel que vive, entre "Ángeles y Trueno", en la bella ficción literaria de Humberto de Campos" y, aun, desbordan otras perlas en frases como: -"Nuestro Jesús, enteramente hombre, no evolucionó en línea recta" y, más aun carcajean: "Jesús no creó ninguna nueva moral. ¡Apenas interpretó, adecuadamente, aquella que siempre estuvo en el corazón del hombre en todos los tiempos y lugares! ¡Que talento, verdad! Tratan al más supremo de los hombres como a un "Juan Nadie".

    Aunque pese nuestras palabras más contundentes en el texto, tenemos la lúcida energía para afirmar que Jesús el Gobernador espiritual del planeta y de todos los espíritus que en el se encuentran. Sus facultades morales y espirituales jamás las podremos definir en nuestra paupérrima lenguaje humano. El fue la manifestación del amor de Dios, la personificación de su bondad. Para el celebre pedagogo el genio de Lyón, el Cristo fue, "Espíritu Superior del orden más elevado, Mesías, Espíritu Puro, Enviado de Dios, es Director angélico del orbe y Síntesis del amor divino. Su lección, por encima de edictos y espadas, decretos y encíclicas, sube siempre y crece cada vez más, en la acústica profunda de la audición humana, preparando a los hombres y la vida para la soberanía del Amor Universal.

    Aunque sea El, el centro de polémicas y dudas infundadas, Jesús, para nosotros los espiritas fue, es y siempre será la síntesis de la Ciencia, de la Filosofía y de la Religión. Concretamente, la Doctrina de los Espíritus sin Jesús no tiene sentido como una Nueva Orden Espiritual para la Humanidad.


    Nenhum comentário:

    Postar um comentário