MENU

  • LEITORES
  • segunda-feira, 28 de setembro de 2009

    EL CONTROL UNIVERSAL DE LA ENSEÑANZA DE LOS ESPÍRITUS Y EL FASTIDIOSO DISCURSO CONTRA A FEDERACION ESPIRITA BRASILENA (16.06.06)


    Traducido por: Merchita
    E-mail: merchita926@telefonica.net


    Escuchamos, cierta vez, en lagunas salas de “estudios” (DA INTERNET) espiritas en el Paltak, vía Internet, y los palabras que penetraban en los canales acústicos de nuestros oídos, a Través del audífono, herían los tímpanos de nuestra indulgencia cristiana. Evidentemente, no generalizando, existen rarísimas salas a excepción, que criteriosamente, promueven un estudio serio de la doctrina a la luz de la razón y el buen sentido. ¿El tema? Se divulgaba el coloquio del momento: el CUEE – Control Universal de las Enseñanzas de los Espíritus. En esa conversación melosa, se cuestionaba la validez de los temas traídos por Andre Luiz, Juana de Angelis, etc., advenidos de un único médium. Y esos “precavidos” cofrades, trasbordaban frases del tipo, “no aceptamos nada fuera de la Codificación”. En fin, se portaban con toda la elocuencia de legítimos “doctores” en Kardec, o sea: “ESPECIALISTAS EN KARDEC!!!

    De hecho, CUEE fue un método científico empleado por el Codificador en la consolidación de la estructura de la doctrina y en la implantación de sus pilares. El maestro lionés, sabiendo que la muerte no tornaba más sabio o más ignorante al espíritu desencarnado, precisaba de un criterio seguro para poder cumplir las diversas informaciones traídas por la espiritualidad. Sabiendo que había espíritus mistificadores, burladores y seudo sabios, Kardec hizo que todo el contenido doctrinario pasase por la filtración de la CUEE, o sea, todo mensaje dictado por los espíritus tenia que ser confirmado por diversos mediums, preferencialmente, sin que tuviesen cualquier contacto entre si, y que ocurriesen casi simultáneamente.

    Kardec explica, en la revista Espirita, en abril de 1864, que un hombre puede ser engañado, o el mismo engañarse. Con todo, tal hecho no se da, cuando millones de hombres ven y oyen la misma cosa: es una garantía para cada uno y para todos. Sabemos que esa universalidad de la enseñanza de los Espíritus constituyo el baluarte del Espiritismo.

    El primer control de los mensajes es el de la razón, al que hay que someter, sin excepción, todo cuanto viene de los Espíritus. Se sigue, al completo control de la razón, la opinión de la mayoría. Se comprende que, aquí, no se trata de comunicaciones relativas a intereses secundarios. El control universal es una garantía para la futura unidad del espiritismo y tiende a anular todas las teorías contradictorias. De esta manera, lo que torna al Espíritu Andre Luiz creíble es que, por todas partes, observamos la confirmación de sus mensajes. A través del testimonio de líderes consagrados en el mundo entero.

    ¿Qué influencias podría ejercer André Luiz o Emmanuel, con sus mensajes, si ellos fuesen desmentidos, tanto por los Espíritus, como por el liderazgo espirita mundial? Si un Espíritu afirma una cosa por un lado, en cuanto millones de personas dicen lo contrario en otros lugares, la presunción de la verdad no puede estar con aquel, cuya opinión es única, contrariando a las demás.

    Ahora, pretender ser el único a tener razón, contra todos, seria tan ilógico de parte de un Espíritu, como de parte de un hombre, lo que no es el caso en discusión. Todas las pretensiones aisladas caerán por la fuerza de las cosas, ante el gran y poderoso criterio del control universal. Sin embargo, los mensajes de André Luiz no cayeron y jamás caerán.

    Hay cofrades, en el auge del delirio, recreando el Control Universal de los Espíritus y, para tales individuos, esa es la única forma de aceptarse, con buen margen de seguridad, las enseñanzas provenientes, sobretodo, de las obras de Chico Xavier.(¡¡??) ¿Por qué esa prevención contra el médium de Uberaba?

    Hay cofrades afirmando que Kardec, el Codificador, era el coordenador del Control Universal. Después de su desencarnación, no hubo quien diese seguimiento a la condición de controlador. En verdad, esos cofrades se presentan invadidos de despecho contra la FEB, informando, con desden, que los grupos de personas, que dieron origen a la Federación Espirita Brasiles –FEB, crearon un sistema espirita muy diferente de aquel idealizado por Allan Kardec y en el nunca estuvo presente el Control Universal de los Espíritus, lo que se constituyo en una falta grave Febian. (sic)

    Aseveran, esos noveleros, que a pesar del Espiritismo haber sido introducido en el país por miembros de la “aristocracia dominante” en el siglo IX, hubo, desde el inicio, fuerte confluencia de la Doctrina con las religiones, principalmente, la Ubanda y el catolicismo. (sic)

    Para esos voraz detractores de la FEB, (recordemos que el “cayo” de ellos es el “Cristo católico”, pasmen ¡) tanto los libros de Chico, como los de Divaldo presentan mensajes que nada aumentan y, hasta, contrarían la Doctrina. Asegúrense, si quieren… (¡?)

    Encharcados de fértil imaginación y gripados de raciocinio, expelen que el joven católico, Chico Xavier , cuando tuvo la visión mediúmnica de aquel que había sido el Padre Manuel de Nobrega, en pretérita encarnación, y que pasó a ser identificado como Emmanuel, se certifico de que este seria su mentor espiritual. Con eso, todo el proceso mediúmnico del extraordinario médium minero fue plasmado por un “misticismo” católico, que inmediatamente, los directores de la Federación Espirita Brasileña (FEB) aprovecharon. Con tal misticismo, vislumbraron un medio de divulgar un Espiritismo que fuese aceptado por la sociedad brasileña que, entonces, era católica en su indiscutible mayoría. ¡Dios mió!!! ¡Nunca vimos tan gran demencia!

    Para tales difamadores, muchos libros de mensajes psicografiados por Chico Xavier nada poseen de “especifico” en lo que se refiere a la Codificación. Son opiniones de Espíritus que tienen su valor, como opinión personal (sic), más no pueden ser incorporadas como parte de la doctrina básica, pues no se sometieron a la chanza del entusiasmo del momento, - el Control Universal de los Espíritus.

    Por tanto, las tesis abordadas por el Espíritu André Luiz no recibieron la chanza del filon de la discordia (Control Universal de los Espíritus) y, por eso, los mensajes de André Luiz de Emmanuel y otros solo deben ser admitidos como hipótesis de estudios, hasta que puedan ser sometidos al Control Universal de los Espíritus, a través del aval supremo de ese partido histérico.

    A rigor lo que está escamoteado, sobre esa psicotica discusión, es, nada más, nada menos, el aspecto religioso de la Doctrina Espirita entronizado en Brasil por la FEB iluminada por Chico Xavier en la practica mediúmnica. Es el que estamos llamando de “cuestión religiosa” se refiere, obviamente, a la discusión que ya se ha tornado psicopatológica: saber si el Espiritismo es o no es una religión. La frecuencia con que tal discusión viene aconteciendo, en el ámbito del Espiritismo, es tan grande que ya se torno, hace mucho, cansina, estéril y obsesiva. Para tales hermanos, la postura religiosa, Xavieriana, tiene un carácter cerceado sobre el crecimientos del espiritismo, en cuanto filosofía. (¡?) ¡Cuanta histeria!

    Esos cofrades, lejos del uso del buen sentido, insisten en divulgar la “progresista” tesis de la cual es preciso huir del “Cristo Católico”, de la religión, de la iglesia en el Espiritismo y transformarlo en una academia de exponentes del “saber”.

    Bajo el imperio de esa convulsiva tendencia filosófica, van a las salas del paltak, exponen libros, artículos, promueven palestras inocuas, estimulados por las directivas telepáticas de los “grandes sabios de las sombras”.

    Quieran o no, Cristo es el modelo de virtudes para todos los hombres. Es incomparable la dedicación y la santidad que El dispensa a la Humanidad. Nosotros, que aun estamos sumergidos en los pantanos de las cuestiones fútiles teológicas, no tenemos parámetros para computar Su magna importancia para el Espiritismo, esto porque Su perfección se pierde en la oscura bruma indivisible de los milenios.

    El Espiritismo sin Evangelio puede alcanzar brillantes expresiones académicas, más no pasará de una actividad vaticinada a modificarse o desintegrarse, como todas las conquistas superficiales DE LA Tierra. El espirita cristiano, que no analizó su iluminación con el Evangelio del Maestro, puede ser virtuoso en inteligencia, doutores de cualquier cosa y filosofo, con las más altas adquisiciones científicas, más estará sin brújula y sin norte en el momento del “huracán” inevitable del dolor moral.

    Jorge Hessen
    E-Mail: jorgehessen@gmail.com

    Site: http://jorgehessen.net


    Nenhum comentário:

    Postar um comentário