MENU

  • LEITORES
  • segunda-feira, 28 de setembro de 2009

    ADVENIMIENTO DEL PARACLETO (10.04.05)



    Traducido por: Merchita
    E-mail: merchita926@telefonica.net

    En la sec. XVI en la Era de la Razón, del antropocentrismo, la retórica materialista gana fuerza debido a las transformaciones sociales, políticas, económicas y religiosas que se fueron operando en Europa. La fe se extinguió en su propia fuente; el ideal religioso desapareció. En esa conjuntura, la única realidad concreta es la materia en movimiento, a la cual, dada su riqueza, es capaz de producir ciertos efectos sorprendentes que llamamos psíquicos o mentales. A rigor, el Cristianismo vigente y aceptado por la mayoría de los hombres no tenía respuestas adecuadas para las mezclas de la civilización.

    ¿Actualmente, después de dos milenios de fermentación histórica, de dolorosa maduración del hombre, de criminosas deformaciones del mensaje cristiano, al final será posible el restablecimiento de las enseñanzas fundamentales en su pureza primitiva? En el Evangelio Según el Espiritismo Kardec y los Espíritus Superiores revelan ser el Espiritismo “El Consolador Prometido por Jesús”, “El Espíritu de Verdad”, el “Paracleto”, conforme el Evangelio de Juan. “Si me amáis, guardad mis mandamientos; y yo rogaré a mi Padre y El os enviará a otro Consolador, a fin de que quede eternamente con vosotros: - El Espíritu de Verdad, que el mundo no puede recibir, porque no ve y absolutamente no conoce. Más, en cuanto a vosotros, lo conoceréis, porque quedará en vosotros y estará con vosotros. – Sin embargo, el Consolador, que es el Espíritu Santo, que mi Padre enviará en mi nombre, os enseñará todas las cosas y os ara recordar todo lo que yo os tengo dicho”.(1)

    Si, por tanto, el Espíritu de Verdad debía venir posteriormente a enseñar todas las cosas, es porque Cristo no había enseñado todo en la época. Se venia a recordar lo que Cristo había dicho, es porque lo habíamos olvidado o mal interpretado. Conforme su asertiva, Sus enseñanzas estaban incompletas, ya que anunciaba la venida de aquel que os debería completar. Mientras tanto, si Cristo no puede desenvolver su enseñanza de una manera completa, es que faltaba a los hombres conocimientos que no podían adquirir sino con el tiempo, y sin los cuales no podrían comprender; cosas que podrían parecer contra sentido en el estado de conocimiento vigente de entonces.

    Kardec aun recuerda que el Espiritismo viene en el tiempo cierto a cumplir la promesa de Cristo: el espíritu de Verdad preside su establecimiento recordando a los hombres la absorbencia de la ley; enseñando todas las cosas, haciendo comprender lo que el Cristo había dicho por parábolas. Cristo dijo: “Oigan aquellos que tengan oídos para oír”, el Espiritismo viene a abrir los ojos y los oídos, porque habla sin figuras y sin alegorías; levanta el velo dejado intencionadamente sobre ciertos misterios; viene en fin a trazar una suprema consolación a los desheredados de la tierra y a todos aquellos que sufren, dando una causa justa y un propósito útil a todos los dolores. El espiritismo le da una fe inabalable en el porvenir, y la duda pungente no toma más cuenta de su alma; haciéndolo ver las cosas desde lo alto, la importancia de las vicisitudes terrestres se pierde en la magnitud y en el esplendido horizonte que la abraza, y la perspectiva de la felicidad que lo espera le da paciencia, resignación y el coraje de ir hasta el fin del camino. (2)

    Algunos hermanos afirman que son muchas las doctrinas que consuelan. ¿Por qué seria solo el Espiritismo consolador? Preguntamos: ¿las otras doctrinas ofrecen al hombre las herramientas [de la reencarnación, del intercambio con los desencarnados, la pluralidad de los mundos habitados etc.] que el Espiritismo presenta? ¡Ciertamente que no! Hasta porque la Doctrina Espirita no es un conjunto de ideas, dichas por un pensador o por un grupo cualquiera. Se trata de las manifestaciones del Espíritu de Verdad, que lo hizo utilizando el sistema de la universalidad, justamente para que opiniones personales de grupos no viniesen a colocar en riesgo el futuro del mensaje libertador.

    La Tercer Revelación [o Consolador Prometido], se fundamenta en la opinión de un conjunto de inteligencias [Espíritus], que se manifestaron en más de mil grupos espiritas en todo el mundo, en la época de la Codificación. (3) Fueron esas inteligencias las que establecieron los principios morales y filosóficos de la Doctrina Espirita y que no pueden ser cambiados por la voluntad de este o aquel pensador discordante.

    Es la razón por la cual se constituye en una revelación y no en una doctrina común, venida para ser modificada o interpretada como la filosofía humanas de todos los tiempos. Sino, veamos, El Libro de los Espíritus es considerado por muchos estudiosos como la obra más avanzada de la Filosofía de que se tiene noticia, tratando de asuntos que tocan todas las ramas del conocimiento: Dios, el alma, el hombre y su inmortalidad, la justicia divina, la reencarnación, la pluralidad de los mundos habitados etc. Con el se inaugura la “era del espíritu y de la Fe razonada”, ¡no más fe ciega! El espíritu Becerra de Meneses dice: “El Libro de los Espíritus, si fuese estudiado cariñosa, ininterrumpidamente y sistemáticamente, durante cien años, no seria totalmente penetrado”. (4)

    Cristianos contemporáneos dicen que la comunicación con los espíritus no es posible, pues fue prohibida por Moisés (5), por tanto, se trataría de demonios, (6) que intentan engañar a los hombres. ¿Sin embargo, porque solamente los espíritus malos podrían comunicarse con nosotros? ¿Los buenos Espíritus no tendrían ese derecho? ¿Y los llamados Ángeles, que revelaban las profecías, acaso no son Espíritus también?

    Por otro lado, Jesús también dijo: “es necesario nacer de nuevo”. (7) (grife) ¿Admitiendo que Dios, es infinitamente Bueno y Justo, porque existirán tantas criaturas con deficiencias innatas? “Dirán, por causa de los pecados de los padres”. ¿Más seria justo Dios “punir” a un inocente criatura por causa de los errores de los padres? Reconociendo en los Estatutos de Dios no hay espacio para las injusticias, solo podemos concluir que esa criatura no es tan inocente como se supone, visto que ciertamente ella erró mucho en su existencias anterior.

    Además, no concebimos esas tragedias como punición o castigo, más si como una enseñanza de corrección en beneficio futuro del propio individuo.

    ¿Y en el caso de las extraordinarias criaturas superdotadas o genios pequeños? Una de dos, o se admite a un Creador caprichoso, que privilegió a esas almas, o entonces, inevitablemente, estas inteligencias muy por encima de la media son el resultado del vasto caudal de conocimientos acumulados en la vida pretérita, manifestando en la infancia el talento que traen del pasado.

    También en las huestes espiritas hay aquellos que quieren separar la parte científica, filosófica y religiosa de la Doctrina, y Chico Xavier comentando el asunto al respecto recordó que “La Doctrina Espirita es ciencia, filosofía y religión. ¿Si rechazamos la religión, lo que queda que es? (…) queda un cuerpo sin corazón, si tiramos la ciencia queda un cuerpo sin cabeza y si tiramos la filosofía queda un cuerpo sin miembros. (8)

    Por tanto, no olvidemos que El Consolador asume tres aspectos: Científico, Filosófico y Religioso. Como ciencia comprueba a través de la lógica y de la experimentación. Como filosofía opera el trabajo del raciocinio en busca del conocimiento y de la sabiduría. Como religión elucida y clarifica, buscando elevar a las almas, ligando a las personas unas a las otras y a Dios, edificando e iluminando los sentimientos, promoviendo la reforma intima.

    Lo que intentamos demostrar aquí, en líneas generales, es que la Doctrina de los Espíritus es la Tercera Revelación, a guisa de complementación de las dos anteriores, pues si la Primera , con Moisés, trajo la noción de la justicia a la barbarie y la Segunda, con Jesucristo, trajo la noción del Amor Excelso al pueblo aun rudo, ella vino a traer al hombre la noción consoladora del Deber, conforme prometió el Maestro cuando dijo: “Muchas cosas tengo aun que deciros, más no las podéis soportar ahora Más el Paracleto, el Espíritu Santo (10), que el Padre enviará en mi nombre, os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que os tengo dicho. (11)


    FONTES:
    1- João, cap. XIV, vv. 15:16: 17:26
    2- Kardec, Allan. El Evangelio Según el Espiritismo, RJ: Ed FEB, 1999. Cap. VI.
    3- Podría un único hombre ser capaz de formular solo todos los conceptos científicos y filosóficos de la Doctrina Espírita?, Por más notable que fuera la genialidade de Kardec, creemos que esto no sería posible. En verdad los Espíritus Superiores llevaron la Nueva Revelación de un polo al otro, manifestándose en todas las partes del globo, sin otorgar a nadie el privilegio exclusivo de oír sus palabras. ES en esta universalidade de los preceptos doutrinários que está la fuerza inexpugnável del Espiritismo y también la causa de su tan rápida propagação.
    4- Reformador de enero de 1974, página 30, ed. FEB
    5- El Deuteronômio dice: Nunca exista entre vosotros quien consulte adivinhos, quien observe sueños y agouros, quienes use de malefícios, sortilégios, encantamientos, o consulten los que tienen el Espíritu pitônico y se dan la prácticas de adivinhação interrogando los muertos. El Señor abomina todas esas cosas y destruirá, a vuestra entrada, las naciones que cometen tales crímenes."(Cap. XVIII vv. 10, 11 y 12.)".
    6- La palabra "Satan", en griego significa adversario. Diábolos, en latim, quiere decir opositor. La palabra demonio ( daimon ), en su etimologia griega significa espíritus humanos o almas, pasando a ser, posteriormente, entendida como espíritus malos. Tanto que algunos autores del alvorecer del Cristianismo usaban la expresión "malos demonios", y uno de ellos fue Son Justino, martirizado en 165 D.C, y que escribió la Obra "Apologia de la Religión Cristiana".
    7- João, cap. III vs 1:12.
    8- "Entrevistas con Chico Xavier", disponible en acceso en 27/03/2005
    9- João, cap, XVI, vs 12.
    10- Jesus cuando profetizou la venida del Consolador, se refería al buen Espíritu; no usó en absoluto la expresión Espíritu Santo que fue ciertamente una alteración en las traducciones.Hoy nosotros sabemos que la expresión Espíritu Santo simboliza los Espíritus que trabajan a servicio de Dios y ya en aquella época envolvieron los discípulos de Jesus, en la fiesta de Pentecostes, provocando la eclosão de la facultad mediúnica, llevándolos a hablar en diferentes lenguas a los extranjeros del local (xenoglossia)
    11- João, cap, XIV, vs 25

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário